Sociedad y Academia: Conozca el impacto de la pandemia de COVID-19 en la educación superior, desde la experiencia de una docente

Sinia Cabrera, docente de la UNAH.

La pandemia de COVID-19 ha obligado a diseñar diferentes alternativas de enseñanza que permitan a los docentes y estudiantes de los diferentes niveles continuar con el proceso, a pesar del confinamiento.

Para abordar el impacto de la problemática sanitaria que desde hace más de un año mantiene cerradas las instalaciones educativas, en el programa Sociedad y Academia: Salud Mental de esta semana, Sinia Cabrera compartió su experiencia como docente de la Carrera de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La académica inició su intervención en el referido espacio virtual partiendo del hecho de que la educación atraviesa uno de los momentos más desafiantes de la historia y gran número de universitarios no han podido continuar con sus estudios debido a problemas tecnológicos, económicos y emocionales.

Al respecto, destacó las dificultades que la comunidad universitaria, en este caso, enfrenta para adaptarse a esta nueva normalidad, que ha puesto en evidencia la precariedad tanto del sistema educativo como del sistema de salud.

“Debemos preocuparnos por las barreras digitales, pues los problemas de conectividad y la falta de acceso a las tecnologías de la información y la comunicación suponen un reto para nuestros estudiantes”, dijo.

“La pandemia ha venido a enseñarnos nuevas formas de enseñar y nuevas formas de aprender y ha sido difícil tanto para los estudiantes como para los docentes. Hemos tenido que adaptarnos no solo a los problemas emocionales que todos estamos enfrentando, sino además a los problemas físicos y económicos”, añadió.

La expositora resaltó que, según un censo realizado a principios de 2020, la mayoría contaban con un celular, computadora o tableta, pero gran parte de ellos no tenían acceso a Internet o tienen que compartir sus dispositivos con otros miembros del hogar que también estudian.

Asimismo, indicó que a los factores de estrés mencionados anteriormente se suma la inadecuada ejecución de los cursos virtuales, sobre todo los de las clases prácticas; la ausencia de asesoría y acompañamiento y la falta de comprensión de parte de quien los imparte.

En ese sentido, resaltó la necesidad de abordar, con estrategias de mitigación y de prevención, la salud mental de la población universitaria, donde la ansiedad, el estrés, el miedo y la depresión tienen gran incidencia.

La grabación del programa está disponible en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/cienciassociales.unah.edu.hn/videos/1371048083267092.

Noticias relacionadas:

Comentarios