Sofía Seyèrs, el seudónimo que el Padre Reyes utilizaba para escribir a favor de las mujeres

El Padre Reyes fue autor de pastorelas, poemas, manifiestos y obras de teatro.

Hace más de 150 años, en el país ni se vislumbraba pedir igualdad de derechos para las mujeres, existía una modelo patriarcal (que continúa) muy fuerte, cuando las mujeres no tenían los mismos derechos civiles y políticos que los hombres, en esos tiempos, José Trinidad Reyes Sevilla conocido como el “Padre Trino”, fundador de la Máxima Casa de Estudios, para defender los derechos de las mujeres, firmaba sus escritos con el seudónimo de “Sofía Seyèrs”.

Sofía (del griego, Sabiduría) y Seyèrs es un juego de posición de letras del apellido que al colocarlas de manera adecuada es fácil determinar que era el Padre Reyes el autor de manifiestos a favor de las mujeres, según lo indica el historiador Jesús De Las Heras, coordinador de Conservación de Colecciones Patrimoniales de la Dirección de Cultura de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

“Sus escritos fueron tendientes a elevar la voz de las mujeres en torno a las arbitrariedades, desigualdad y/o marginalidad social, antecediendo incluso algunas de las principales corrientes de pensamiento feministas europeas”, sostiene De Las Heras.

Reyes, mediante el seudónimo Sofía Seyers, decía que si los hombres desisten en dejar a las mujeres en la región de la ignorancia, “entonces miradlos como vuestros tiranos, estáis ciertas que no os aman, y que, cuanto os digan por conquistar vuestros efectos, es solo fingimiento, es seductora y detestable seducción”, fragmento.

En otro fragmento brindado por De Las Heras, el Padre Reyes, a las sombras de su seudónimo, hace un reclamo directo en favor de la educación femenina e igualdad de sexos: “Reclamo únicamente, la igualdad de educación. Reclamo se considere que las almas no tienen sexo, que el ingenio y talento femeninos son tan perfectibles como los del varón, y que es claro que, formados con tanta igualdad de facultades, -si no puedo decir con mayores dotes, - es contrariar la voluntad providencial dejar perecer sin cultivo sus inteligencias”.

El académico, coordinador de Conservación de Colecciones Patrimoniales de la Dirección de Cultura, manifestó que, hasta la primera mitad del siglo XIX, no existen registros de un apoyo tan claro y decidido- como el de Reyes- en favor del reconocimiento del papel de la mujer hondureña, en cuanto a la necesidad de su crecimiento educativo para posibilitar la generación de oportunidades tendientes a la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Es bueno destacar que el Padre Reyes fue el precursor de la educación superior en el país y hoy que es Día de la Mujer Hondureña y que el 65% de la población estudiantil de la UNAH está conformada por  mujeres, es digno de reconocer ese esfuerzo por la igualdad de derechos al fundador de la Máxima Casa de Estudios.

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios