Solidarity Plus, nuevo estudio de la OMS para evaluar tres medicamentos contra COVID-19

Los tres medicamentos que se estudiarán son el artesunato, el imatinib y el infliximab.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) mediante un comunicado de prensa, dio a conocer sobre el Estudio Solidarity Plus de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mismo que analizará tres nuevos medicamentos como posibles tratamientos contra la COVID-19, siendo la mayor colaboración mundial entre los 194 estados miembros de la OMS.

Y es que hace unos meses, la OMS anunció el nuevo estudio Solidarity Plus, con base en el éxito del Estudio Solidaridad, y que contará nuevamente con la participación de Honduras y de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

En el comunicado de la ONU, https://news.un.org/es/story/2021/08/1495402 que es remitido para el conocimiento a nivel mundial, se detalló que los tres fármacos que se estudiarán en Solidarity Plus son el artesunato, que es un tratamiento para la malaria severa; el imatinib, una droga para ciertos tipos de cáncer como la leucemia; y el infliximab, un tratamiento para desórdenes del sistema inmune como la enfermedad de Crohn y la artritis reumatoide. Solidarity Plus ya inició en dos centros sanitarios en Finlandia e involucrará a más de mil investigadores en 600 hospitales de 52 países.

“Este tipo de proyecto puede ser un primer paso para establecer otras iniciativas para lidiar con el COVID-19, que en estos momentos es el principal problema sanitario del mundo, pero en el futuro cercano, podemos trabajar juntos para evaluar y enfrentar otros desafíos globales”, manifestó el investigador Marco Tulio Medina, coordinador del Estudio Solidarity Plus en Honduras.

Para Medina, el programa de ensayos clínicos ha evidenciado que el trabajo en equipo es muy efectivo. También considera que el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (COVAX por sus siglas en inglés) es una muestra del trabajo en equipo y que es de importancia que todos los países luchen juntos contra la desinformación y las noticias falsas.

Es de recordar que el pasado miércoles, la OMS llevó a cabo una conferencia de prensa con la participación del director general Tedros Adhanom Ghebreyesus; Marco Tulio Medina, quien además ejerce como director del Centro Colaborador de la OMS en Honduras; de la ministra de salud de Finlandia, Hanna Sarkkinen; y del director del Centro de Desarrollo de Vacunas de Mali, Samba Sow, en la cual se dio a conocer que los medicamentos de Solidarity Plus fueron seleccionados por un panel de expertos independiente que evalúa toda la evidencia disponible de los medicamentos potenciales.

Por su parte, Adhanom señaló que uno de los primeros países en registrar pacientes en el Solidarity Plus fue Finlandia y que una de las fortalezas del estudio es que es a nivel global, con investigadores en todo el mundo participando. Durante la conferencia de prensa, Adhanom también aprovechó para agradecer a los gobiernos, hospitales, investigadores y pacientes que están participando en el estudio, así como a los fabricantes que han donado los medicamentos para su desarrollo, estos siendo Ipca, Novartis y Johnson & Johnson.

“Estamos acompañados por dos principales investigadores de Solidarity Plus: el profesor Samba Sow y el profesor Marco Medina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Sabemos que Honduras es uno de los muchos países que está frente a un incremento de casos de COVID-19 y muertes. Agradecemos su compromiso y apoyo. Espero que una o más drogas que están siendo examinadas en el Solidarity Plus sean efectivas para tratar el COVID-19”, manifestó Tedros Adhanom.

Es de resaltar que Solidarity Plus tendrá múltiples efectos en la población de los países participantes, como una contribución al país desde el punto de vista científico en respuesta a la pandemia del COVID-19; el trabajo colaborativo a nivel internacional que permita seguir luchando contra la pandemia y el hecho de brindar un beneficio a las personas que sufren de la enfermedad.  

“Pese a que hay unos 3,000 estudios clínicos sobre el COVID-19, la mayoría de ellos no son lo suficientemente grandes como para proporcionar información significativa. Necesitamos ensayos clínicos que permitan brindar mejores tratamientos para los pacientes con esa afección”, indicó por su parte Hanna Sarkkinen, según el comunicado de prensa de la ONU.

Estudio Solidaridad

Cabe mencionar que, en octubre de 2020, la OMS reportó resultados del Estudio Solidaridad, en el cual se estudiaron cuatro brazos de medicamentos para determinar su efectividad como tratamientos del COVID-19, estos siendo el remdesivir, el interferón beta 1-a, la hidroxicloroquina, y el lopinavir (con ritonavir), y se determinó que ninguno de ellos redujo de forma definitiva la mortalidad en los pacientes.

Eso se concluyó en base a información de 405 hospitales en 30 países alrededor del globo, incluyendo Francia, Suiza, Italia, España, Noruega, India, Somalia, Filipinas, Brasil, Colombia, Perú y Honduras. 11,266 adultos fueron aleatorizados bajo consentimiento informado, 2,750 en el grupo remdesivir, 954 en el grupo de hidroxicloroquina, 1,411 en el grupo de lopinavir, 651 en el grupo de interferón con lopinavir, 1,412 solo con interferón y 4,088 sin droga de estudio.

COVID-19

Durante la conferencia, Adhanom manifestó que existen diferentes vacunas para contrarrestar la COVID-19 y a pesar de ello, el número de defunciones sigue en aumento. La semana pasada, 200 millones de casos de COVID-19 se reportaron a la OMS, seis meses después de que el mundo sobrepasara los cien millones de casos.

“Si llegamos o no a los 300 millones de casos, y que tan rápido lleguemos, depende de todos nosotros. Según la trayectoria actual, podríamos sobrepasar los 300 millones de casos a inicios del otro año, pero podemos cambiar eso. Estamos todos juntos en esto, pero el mundo no está actuando así. La OMS está comprometida para seguir trabajando con ustedes y con todos los investigadores y pacientes en el estudio para avanzar la ciencia, encontrar nuevas soluciones, y hacerlo en solidaridad”, manifestó Adhanom.

Para el director de la OMS, el mundo cuenta con herramientas para prevenir, analizar y tratar el COVID-19, incluyendo el oxígeno, la dexametasona y los inhibidores IL-6, pero se necesitan más para los pacientes en todos los espectros clínicos, desde enfermedad leve a severa. También se necesita de trabajadores de la salud que sean entrenados para utilizar esas herramientas en ambientes seguros.  

Virus de Marburgo

Por otro lado, en la conferencia también se dio a conocer que el viernes pasado, el Ministerio de Salud de Guinea informó a la OMS del virus de Marburgo que fue detectado en el sur oeste del país en un hombre que murió ocho días después del inicio de los síntomas, siendo el primer caso de Marburgo en el oeste de África. No existe una vacuna con licencia para el virus de Marburgo, aunque muchas se están desarrollando y la OMS está trabajando para el análisis de estas.

La OMS se encuentra apoyando al Ministerio de Salud de Guinea para investigar la fuente del brote con el rastreo de contactos e información a la comunidad sobre cómo protegerse del virus. Al menos 150 contactos se han identificado y están siendo rastreados, incluyendo a tres miembros de familia y un trabajador de salud. El virus de Marburgo es un virus diferente al que causa el COVID-19, pero muchos de los elementos de respuesta son los mismos: aislar y cuidar a los infectados; rastrear y poner en cuarentena a los contactos; e involucrarse en las comunidades locales.  

Si quiere leer sobre la conferencia de prensa de la OMS, haga clic en el siguiente enlace:

https://www.who.int/director-general/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-at-the-media-briefing-on-covid-19---11-august-2021 .

Noticias relacionadas:

Comentarios