Sudecad UNAH-VS al servicio de la comunidad estudiantil durante esta pandemia

Imagen:UNAH

 El COVID-19 ha estremecido al mundo, nadie imaginó que en el 2020 se viviría una situación de esta magnitud, con la presencia de un virus que en casi 8 meses ha perjudicado la salud de más de 14 millones de personas en el mundo, de los cuales, hasta la fecha, más de 31,000 casos corresponden a Honduras.

Desde antes de la llegada del virus al país y ahora con su presencia en el territorio, profesionales de la Máxima Casa de Estudios, conscientes de la situación, han desarrollado una serie de iniciativas para contribuir con el pueblo en esta pandemia, y entre ellas se encuentra la máster Johanna Ordóñez, quien también ha sufrido la pérdida de un ser querido y las consecuencias de la enfermedad.

Atención en salud mental

Johanna Ordóñez es la coordinadora del Programa de Atención Psicológica de la Subdirección de Desarrollo Estudiantil, Cultura, Arte y Deporte (Sudecad), y gracias a su profesionalismo y don de servicio, ha liderado una estrategia de salud mental en tiempos de COVID-19, orientada a la población en general a través de la promoción, prevención e intervención de la salud mental por medio de la telepsicología, brindando servicios a más de 600 personas hasta la fecha.

Semanas antes de que las autoridades universitarias determinaran suspender las actividades presenciales, la máster Johanna ya estaba atendiendo casos de estudiantes con ansiedad por la situación relacionada con el COVID-19.

“Cuando se suspendieron las labores quedé con esa inquietud de que no podía dejar solos a los estudiantes, y fue ahí cuando decidí reestructurar mi plan de trabajo y crear la estrategia para continuar brindándoles atención, que luego se extendió a la población en general con el apoyo de docentes voluntarios de la Carrera de Psicología y una practicante”, recordó Ordóñez.

Pero sus deseos de colaborar no se limitaron a brindar atención solamente, y junto con la coordinadora del Departamento de Relaciones Públicas y Comunicaciones de la UNAH-VS, Ana Cueva, y el equipo de la Dirección de Comunicación Estratégica (Dircom) en Ciudad Universitaria, generaron las primeras campañas de promoción para la salud mental, a través de infografías y documentos de apoyo, entre ellos una guía de consejos para largos períodos en casa.

Su aporte en esta pandemia se amplió aún más cuando se integró a diversos espacios que la UNAH ha generado para la intervención psicológica, entre ellos UNAH Te Escucha, y también ha colaborado con el Comité Técnico Institucional de Promoción y Prevención del COVID-19, con quienes elaboró la Guía de Aislamiento Social y Manejo de Emociones.

Profesional abnegada

Desde que era estudiante universitaria, la máster Johanna ha contribuido con intervenciones en distintas situaciones que se han suscitado en el país, sin embargo, aseguró que nunca había vivido una experiencia como la actual.

“Aunque desde la psicología teníamos el conocimiento sobre intervención en crisis y primero auxilios psicológicos, ningún profesional estaba preparado para vivir lo que estamos viviendo”, y en ese sentido, la máster tomó la iniciativa de reforzar sus conocimientos para conocer mejor la enfermedad, a través de cursos brindados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otras instituciones, con la finalidad de servir mejor a sus pacientes.

Su actitud ante la adversidad

Aunque considera enriquecedora la experiencia, también ha sido dolorosa, pues ante las circunstancias, todos los días atiende personas que están pasando una situación bastante difícil, y en su caso personal, también ha sufrido la pérdida de un ser querido, víctima del COVID-19, experiencia que la llevó a elaborar la guía COVID-19: Afrontar la pérdida de un ser querido.

"Con esta experiencia nos dimos cuenta que la población hondureña no sólo está sufriendo el tema de salud mental, sino de otras problemáticas con la violencia de género, el abordaje educativo desde los hogares y la parte del duelo; en ese momento estaba sufriendo la pérdida de una persona muy cercana, ella era la primera médico que falleció en el país por el tema del COVID-19, la doctora Denise Murillo, al ver el sufrimiento de sus familiares me impulsó la idea de elaborar este manual básico", dijo Ordóñez. 

Sin duda Ordoñez es una abnegada profesional de la salud mental que, además de brindar acompañamiento a la población, ha vivido en carne propia la pérdida de un ser querido y sumado a ello, resultó positiva por COVID-19, situación que no la detuvo para continuar brindando atención.

Enfermó de COVID-19

“Afortunadamente padecí síntomas leves, y debido a todas las experiencias que he vivido y de todo lo que he aprendido en este tiempo, parte de mi normalizó la enfermedad, tomando todas las medidas de bioseguridad extremas para no exponer a mi familia”, circunstancias que fueron difíciles, pues se tuvo que mantener aislada de sus hijos.

Y es que es admirable como, aun viviendo en carne propia las consecuencias del COVID-19, Ordóñez se ha mantenido positiva y con ganas de seguir contribuyendo aún más. “En el tiempo que estuve aislada continué atendiendo pacientes desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, pues tener una actitud positiva y ayudar a otras personas es algo que me hace sentir mejor, en momentos de crisis como el actual, es necesario ser más compasivos”, manifestó.

Con relación a los retos que tienen los profesionales de la salud mental, Ordóñez destacó la importancia de actualizar conocimientos para brindar ese acompañamiento psicosocial que necesitará la población hondureña ante la nueva realidad que comenzamos a vivir. 

“El mayor desafío no solo es ahorita con la intervención, minimizando la sintomatología emocional de la población hondureña, sino que es el apoyo para el afrontamiento de esta nueva realidad, pues vienen muchos cambios, los cuales muchos hondureños ya están viviendo”, finalizó la destacada profesional.

Cinthia Gómez

Al igual que Ordóñez, existen otras profesionales de UNAH-VS que se han sumado a las acciones que se emprenden en el marco de la pandemia por el COVID-19, como es el caso de doctora Cinthia Gómez, quien integra la Mesa de Trabajo de Datos Epidemiológicos de COVID-19 en Cortés, en el marco del Comando Sesal/UNAH-VS.

Es importante recordar que, en abril, la Secretaría de Salud (Sesal) conformó mesas temáticas para desarrollar el plan estratégico de acción en materia de salud, educación y comunicación estratégica para el departamento de Cortés, las cuales fueron instaladas en el edificio de Ciencias de la Salud en UNAH-VS, y a este trabajo se sumó la doctora Gómez.

Por tal motivo, desde Presencia Universitaria les extendemos nuestro reconocimiento a todos los profesionales de la UNAH que se ha sumado a las distintas iniciativas que desde la Máxima Casa de Estudios se están gestando para brindarle apoyo a la población, pues en momentos como estos el profesionalismo, la solidaridad y el conocimiento son fundamentales para hacerle frente a la pandemia.

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios