Tendencia migratoria se mantendrá; más de 100,000 hondureños intentarán migrar este año

Pese a las expectativas que se tienen con el nuevo gobierno liderado por Xiomara Castro, las proyecciones indican que la tendencia migratoria en el país se mantendrá este 2022, ya que los cambios que se requieren para enfrentar el problema no pueden darse en un año, así lo advirtió el director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en Hondura, (Flacso), Rolando Sierra.  

El académico recalcó que las proyecciones para este año se mantienen igual que en años anteriores, con una tendencia que calcula que cerca de 140,000 hondureños intentan emprender la ruta migratoria en busca de mejores oportunidades.

Sierra reconoció las expectativas que en la ciudadanía ha generado el nuevo gobierno, no obstante, advirtió que los cambios, en el caso de la migración, no serán inmediatos, por lo que probablemente continuará la tendencia migratoria.

“Mientras no haya cambios en relación a las principales causas y factores que están provocando y generando la migración de los hondureños y hondureñas, esta tendencia que hemos tenido de más de 100,000 hondureños que anualmente intentan migrar hacia el norte continuará”, reiteró.

En ese sentido, puntualizó que los cambios deben orientarse a generar oportunidades de trabajo permanentes, decentes y con un buen ingreso, así como oportunidades especialmente para los jóvenes, tanto en el ámbito laboral como educativo.

Otro factor importante que a criterio de Sierra define la migración en Honduras es la violencia e inseguridad, especialmente en las zonas urbanas, por lo tanto las políticas para evitar la migración también deben ir orientadas a un control de esta situación.

Asimismo, agregó la gestión de riesgo que tiene el país frente a los diferentes tipos de desastres que se presentan, incluyendo las consecuencias que deja el cambio climático, sobre todo en el corredor seco, como otro importante factor de la migración que se debe tomar en cuenta para enfrentar este fenómeno.

Diálogo con México y USA

Para el experto, uno de los principales desafíos que tiene el gobierno es entablar diálogos con Estados Unidos, pero particularmente con el gobierno de México, debido a que casi el 80% de los hondureños deportados vienen de ese país.

“Tiene que haber un diálogo con el gobierno de México con relación a la protección social de los migrantes hondureños, y también habría que ver cómo van a ser las relaciones del nuevo gobierno con Estados Unidos en relación a las políticas que ha planteado Estados Unidos en torno a las principales causas y factores de la migración, especialmente la corrupción, impunidad y la violencia, entonces de esto también dependerá si cambian o no los flujos migratorios de los hondureños y hondureñas”, explicó.

Sierra mencionó que Honduras es un país de alta migración, lo que también significa que cada vez aumenta el número de hondureños y hondureñas retornados y deportados, por lo cual otro de los grandes desafíos es insertar social y laboralmente a los hondureños migrantes, especialmente a los niños y jóvenes en el ámbito educativo.

“Debe haber una política migratoria muy ligada al tema del desarrollo, combate a la corrupción e impunidad como causa de la migración, y por otro lado se debe ver cómo se responde al tema de los migrantes retornados o deportados y cómo se garantiza la protección de los migrantes en tránsito por el país”, indicó el director de Flacso.

Comisión especial

De manera reciente trascendió que el gobierno de Xiomara Castro ha designado una comisión de expertos que trabajan en una estrategia integral para reducir los flujos migratorios e incidir en factores de desplazamiento.

“Hay que crear institucionalidad, definir políticas, hacer negociaciones con otros países... El gobierno tiene el interés en dar una atención prioritaria”, aseguró Bartolo Fuentes, miembro de la comisión especial de migración nombrada por el gabinete de trabajo de la presidenta electa Xiomara Castro. 

Ricardo Puerta, experto en migración, agregó que para abordar la problemática migratoria es necesario asignar presupuesto que a su vez sea monitoreado para garantizar transparencia. “De intenciones no vienen las obras, las obras vienen de los presupuestos, programas y proyectos, y evaluados sistemáticamente y con transparencia y rendimiento de cuentas”, enfatizó.   

Caravanas migrantes

En los últimos años, las caravanas migrantes se han constituido como un nuevo sistema migratorio, diferente al que se presentaba hasta el 2018, donde la gente migraba de manera individual o en pequeños grupos, sin embargo, a partir del referido año la migración es por conglomerados.

Para este 2022, el gobierno de Guatemala informó sobre una posible caravana migrante que partiría a mediados de enero desde Honduras, sin embargo, el gobierno hondureño aseguró que se trata de rumores, no obstante, el pronóstico es que Honduras continúe expulsando familias enteras ante la falta de oportunidades que les garanticen ese tan anhelado bienestar que el Estado les adeuda.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios