Tortuga golfina ya es especie vulnerable en Honduras

El 16 de junio se celebró el Día Mundial de las Tortugas marinas, en conmemoración al natalicio a su mayor defensor Archie Carr, para hacer conciencia sobre la importancia de su preservación, puesto que estas tortugas se consideran como uno de los animales más antiguos de la Tierra, ya que investigaciones sobre su existencia se remonta a 180 millones de años; en Honduras habitan 5 de las 7 especies más importantes y que lamentablemente se encuentran en la lista roja de animales en peligro de extinción.

“La Tortuga Golfina o Parlama (Lepidochelys olivácea) es una de las 5 especies de tortuga marina que se encuentran en Honduras llega principalmente a las costas del Pacífico”, explicó Jousphe Romero, biólogo y docente de la Facultad de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Se considera la más pequeña de las tortugas marinas y a pesar de ser la más abundante, está incluida en la la lista roja de especies, es reconocida a nivel mundial por sus arribadas, el cual es un anidamiento masivo sincronizado que se da en ciertas playas, incluyendo algunas del Pacífico, en Honduras se encuentran en el Golfo de Fonseca en lugares como Punta Ratón, Cedeño y la Playa del Venado, en Marcovia.

También comentó que de acuerdo con el UICN que es el órgano encargado de influenciar, alentar y ayudar a las sociedades de todo el mundo a conservar la integridad y diversidad de la naturaleza y asegurar que todo uso de los recursos naturales sea equitativo y ecológicamente sostenible, la tortuga golfina se encuentra en una categoría de vulnerable, esta se refiere cuando la mejor evidencia disponible indica que enfrenta un moderado riesgo de extinción o deterioro poblacional a mediano plazo.

Proyectos para protección de las tortugas

Para la protección de las tortugas se estableció una Veda Nacional donde entidades gubernamentales como Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente (Serna), la Secretaría de Agricultura y Ganadería por medio de Digepesca y el Ejército de Honduras velan, principalmente en el tiempo de reproducción en el mes de septiembre, por la conservación de las especies.

A nivel privado, comentó que también se hacen proyectos como lo es el del Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca Coddeffagol, asociación que realiza actividades de investigación y fortalecimiento relacionadas con la tortuga marina en el área.

Participación de la UNAH

Desde la Academia, Vanesa Merlo, docente del Centro Universitario Regional Pacífico, junto con estudiantes, realizan actividades de conservación, la Clase de Zoología de Vertebrado, participan ocasionalmente en las vedas y liberación de la tortuga realizando investigaciones puntuales de morfometría en neonatos.

Multas y sanciones

La pesca indiscriminada de las tortugas marinas, la destrucción de sus hábitats, y el robo de huevos ha llevado a estas especies casi al borde la extinción, la tortuga golfina, al ser una especie en categoría vulnerable y apéndice 1, su captura debería ser prohibida, sin embargo, es probable que esta se utilice para consumo, y dejándola en mayor peligro por la comercialización de sus huevos, que solo está restringida durante el período de veda en el mes de septiembre. 

Según la Ley Forestal de Áreas Pro­tegidas y Vida Silvestre, en su artícu­lo 187 hay una sanción de 4 a 7 años de prisión. 

Noticias relacionadas:

Comentarios