Tratamiento catracho frena muertes exponenciales por COVID-19 en Honduras

Durante su intervención en un foro televisivo nacional, (tn5) este lunes, los médicos hondureños Miguel Sierra Hoffman, Fernando Valerio y Óscar Díaz, creadores del denominado “tratamiento catracho”, resaltaron el alcance de este en pacientes con COVID-19 y la disminución de muertes.

“El protocolo catracho ha disminuido la letalidad del virus, hay días en que no hay muertos en todo el país”, manifestó Valerio, intensivista del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), quien señaló que este abordaje ha sido adoptado por distintos centros asistenciales, especialmente de la zona norte, donde hay mayor incidencia de casos.

Incidencia del tratamiento

El doctor Óscar Díaz indicó que el referido tratamiento se empezó a aplicar en el IHSS hace unas tres semanas, tras concluir el respectivo ensayo clínico; desde entonces la tasa de mortalidad ha disminuido a menos del 25%.

“Al principio teníamos tasas de mortalidad muy elevadas, como lo que se estaba viendo en el extranjero, sin embargo, a medida que hemos ido entendiendo mejor la enfermedad, se ha ido introduciendo este tipo de tratamientos y eso ha ido disminuyendo drásticamente el número de admisiones en cuidados intensivos y el número de personas que se nos mueren por la gravedad de la enfermedad; en la medida de lo posible, estamos tratando de llegar a niveles mínimos de mortalidad en ese tipo de pacientes que normalmente tienen enfermedades crónicas”, contextualizó.

“Esta no es la solución del problema, es una estrategia que ayuda a que nuestro sistema sanitario pueda soportar la carga de pacientes que nos están llegando, reducir la tasa de mortalidad y dar a la población la posibilidad de prepararse mejor y asistir oportunamente a los centros primarios de atención”, expuso.

Tratamiento por etapa

La intervención depende de la etapa de la enfermedad. Según señalaron los expertos, en la fase inicial, cuyos principales síntomas son fiebre, tos y dificultad para respirar, los pacientes y contactos asintomáticos pueden hacerse lavados nasales con hipoclorito de sodio o gárgaras de sal; además, pueden tomar el antiparasitario Ivermectina para bajar la carga viral y evitar los contagios. Mientras tanto, cuando la persona ya tiene síntomas, el tratamiento consiste en una combinación de Hidroxicloroquina, Azitromicina y Zinc.

Explicaron que, durante la segunda etapa, aunque los mismos antivirales pueden dar resultado, el problema ya no es el virus en sí, sino la inflamación de todo el organismo, por lo que además es muy importante iniciar el tratamiento catracho conformado por Colchicina, Prednisona y anticoagulación a dosis terapéutica.

En la tercera fase, la de cuidados intensivos, es imprescindible la ventilación invasiva o no invasiva, agentes biológicos y se continúa con la Colchicina. Al respecto, Valerio explicó que las complicaciones ocurren porque “el paciente no solo viene con coronavirus y con un proceso trombótico inflamatorio, sino también con una segunda infección debido a que este virus disminuye la inmunidad y los gérmenes se aprovechan”.

Por lo anterior, explicó que los gérmenes generalmente vienen de la boca, “entonces al hacer enjuagues con hipoclorito de sodio o con agua con sal destruimos esas bacterias que colonizan nuestra orofaringe y se puede disminuir una subinfección”.

“La Ivermectina demostró recientemente en un estudio con 163 centros a nivel mundial que disminuye la letalidad y la estancia en cuidados intensivos y hospitalarios. Este antiparasitario de bajo costo debe dársele a personas con síntomas, además hay estudios de España y de China que han reflejado tempranamente que si se da hidroxicloroquina, azitromicina y zinc, disminuyen las posibilidades de muerte y de complicaciones en cuidados intensivos”, puntualizó.

Una idea en común

Miguel Sierra Hoffman, especialista en enfermedades infecciosas y jefe de investigación de la Universidad de Texas, indicó que la idea del “protocolo catracho” surgió a raíz de que los tratamientos existentes no daban los resultados esperados y las cifras de decesos por el coronavirus iban en ascenso.

“Empezamos a brindar lo que la mayoría de las unidades de infectología, de cuidados intensivos, de inmunología y la Organización Mundial de la Salud, etcétera, estaban recomendando y miramos que los pacientes se acumulaban y que por más tecnología que hubiera, no estaban dando resultados, entonces tomamos la decisión de hacer otro protocolo basado en la frontalidad. Para Honduras y el mundo es un gran paso”, dijo.

“El protocolo tiene su concepción teórica, pero para llevarlo a la práctica es necesario que exista el medicamento en las unidades de atención primaria; ese es un problema que hay que resolver junto con las autoridades”, acotó Óscar Díaz.

“Hemos estado teniendo reuniones sectoriales tanto con la Secretaría de Salud como del Seguro Social y con los médicos, socializando el protocolo, que es la primera parte. Ahora viene la parte más difícil: hay que adquirir los medicamentos rápidamente, el país tiene que involucrarse y nosotros tenemos que ser auditores puntuales”, continuó.

El galeno resaltó que el protocolo en esta primera fase es importante, sin embargo se necesita el reforzamiento de la atención primaria, que más médicos lleguen a los hogares con los equipos de salud y mayor divulgación de la información para que los pacientes conozcan los síntomas de peligro y puedan desplazarse rápidamente a las áreas de salud, para que sea exitoso.

“El hecho es que en todos los países las muertes son exponenciales, sin importar si son pobres o del primer mundo, pero Honduras ha sido el único país que ha parado eso, dando a entender que el abordaje catracho funciona, siempre y cuando el paciente llegue temprano”, señaló Hoffman.

Dado que el virus es muy lábil en sus primeras etapas, para erradicarlo, los especialistas enfatizaron en la importancia del lavado constante y correcto de manos y en la desinfección de los objetos que se introducen al hogar, con alguna sustancia que contenga cloro o alcohol arriba del 70%.

Noticias relacionadas:

Comentarios