UCR genera 50% de la producción científica en Costa Rica

Para Carlos Araya, una de las oportunidades de reinvención que traerá la pospandemia será la revaloración de la ciencia en el país.

En una entrevista con periodistas de Presencia Universitaria, el rector de la Universidad de Costa Rica (UCR), Carlos Araya Leandro, expuso la labor de la UCR hacia la sociedad costarricense, los logros como universidad y las estrategias académicas que adoptaron de cara a la pandemia del COVID-19, lo que, según él, conllevó a una serie de retos a lo interno y externo de la universidad.  

Impacto de la pandemia en la UCR

Desde hace más de diez años, la UCR había iniciado un proceso de mediación virtual que poco a poco los docentes fueron implementando en su actividad docente, pero que en su tiempo era bastante tímida. Debido al impacto de la pandemia y las medidas de distanciamiento social se tuvo que acoplar a los cursos en modalidad virtual en su totalidad, convirtiéndose este factor en un reto.

“Nos dimos cuenta de que el sistema de mediación virtual no estaba capacitado para recibir tanta cantidad de usuarios, desde ese punto de vista tuvimos que ampliar la plataforma de mediación virtual. Pero también tuvimos que ampliar los enlaces de internet de la universidad”, expresó Araya, destacando que tuvieron que duplicar los enlaces de acceso a internet.

Otro de los obstáculos a enfrentar fue la falta de acceso por una gran parte del estudiantado a internet, a equipos o a ambos, por lo que la universidad procedió a la adquisición de 2,000 tabletas y computadoras portátiles para prestarle a los estudiantes incluyendo un chip de datos para que pudiesen acceder a las clases virtuales.

Asimismo, se acordó con el Instituto Costarricense de Electricidad, misma que presta servicios de telefonía y electricidad en Costa Rica, para que las descargas de los estudiantes desde el dominio ucr.ac.cr no tuviesen costo, de tal manera que todas las descargas realizadas en la plataforma de la universidad son gratuitas para los estudiantes; dichos elementos facilitaron el proceso de mediación virtual.

Por otro lado, existen cursos donde la virtualización es materialmente imposible como es el caso de las clínicas odontológicas, por lo que decidieron trabajar protocolos de seguridad para actividades exclusivas, evitando cualquier posibilidad de contagio entre los estudiantes, personal docente o pacientes.

Proyección social en la pandemia del COVID-19

En la entrevista, Araya comentó sobre la proyección social de la UCR hacia la sociedad costarricense en medio de la pandemia del COVID-19, donde han trabajado impresiones 3D para la producción de caretas protectoras para los diferentes centros de salud del país, la generación de inmunoglobulina a partir del plasma equino previamente inmunizado con el virus, que se espera sea un medicamento efectivo de alto impacto para la atención y tratamiento de las personas infectadas.

Entre otro de los proyectos resalta el desarrollo de dos prototipos de respiradores trabajados con el apoyo del sector privado, de los cuales uno de ellos, un respirador portátil para situaciones de emergencia ya está finalizado y a la espera de recibir los permisos respectivos de las autoridades de salud.

Asimismo, destaca la producción de un prototipo de hisopo y el trabajo de modelos matemáticos que ha permitido predecir el comportamiento de la pandemia en Costa Rica.

Aportes científicos

Cabe resaltar que la Universidad de Costa Rica cuenta con una amplia trayectoria en materia de investigación, y genera el 50% de los artículos científicos que se producen en Costa Rica, así como el 23% de los artículos científicos que se generan en América Central.

Según el ranking global de universidades QS de 2021, a nivel mundial se coloca en un rango de 571- 580, una calificación que la ubica en el puesto 19 entre todas las universidades de América Latina y la primera en Centroamérica.

Para Araya es importante motivar la investigación científica en los estudiantes, esto se puede lograr en la medida en la que las universidades tengan la capacidad de contar con centros de investigación de alto nivel para ir involucrando a los estudiantes.

“Si invertimos en laboratorios, en formación de nuestros científicos y de nuestro cuerpo docente, eso va a generar que nuestros estudiantes se involucren en procesos de generación de conocimiento, en esa medida vamos a seguir ese círculo virtuoso que nos permite llevar el desarrollo científico del país o de nuestros países a esferas amplias y relevantes en el mundo”, expresó Araya.

Para el rector, una de las oportunidades de reinvención que traerá la pospandemia es la revaloración de la ciencia en el país y cómo el tener científicos(as) de alto rango ayuda a responder a situaciones de emergencia.

“Hablaremos de las universidades pre COVID y post COVID porque definitivamente la educación superior puede y debe sufrir una revolución a partir de la experiencia que hemos sufrido estos meses”, confesó Araya, detallando que la importancia que ellos han dado en los últimos años a la investigación ha hecho que la UCR sea una de las instituciones de educación superior más importantes en América Latina.

Contexto

La Universidad de Costa Rica es la universidad más importante del país, fundada el 26 de agosto de 1940, y cuenta con aproximadamente 43,000 estudiantes en carreras de pregrado y posgrado.

La UCR tiene la ventaja de estar ubicada en distintos puntos; la sede principal en la provincia de San José, así como seis sedes regionales ubicadas en el país. A su vez, esas sedes regionales se subdividen en cuatro recintos universitarios. En esta universidad conviven todas las áreas del conocimiento, desde ciencias médicas, ingeniería, ciencias sociales y humanidades.

Noticias relacionadas:

Comentarios