UNAH-CURC, 25 años aportando historia y desarrollo a Honduras

Fotografía: Yuri Vargas.

La historia del Centro Universitario Regional del Centro (CURC) se remonta a 1996, específicamente al 17 de junio, cuando abrió sus puertas tras haber sido creado, el primer día de ese mes, durante la administración del rector René Sagastume Castillo. Hoy, 25 años después, son innumerables sus aportes al desarrollo de Honduras.

Situado estratégicamente en la antigua capital hondureña, este centro regional de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) brinda cobertura educativa a la población de los departamentos de Comayagua, Siguatepeque, La Paz e Intibucá, así como a algunos municipios de Francisco Morazán, a través de ocho carreras, una matrícula actual de 2,590 estudiantes y cerca de 3,000 graduados a lo largo de un cuarto de siglo, además de representar el sustento de varias familias, no solo de las de sus empleados, sino de quienes consumen sus productos.

“Nuestro centro, el tercero más grande de la UNAH después de Ciudad Universitaria y el del Valle de Sula, ha contribuido y continúa contribuyendo enormemente al desarrollo integral de la zona central y del país; nos sentimos muy satisfechos. El apoyo del rector Francisco José Herrera Alvarado es fuerte y eso nos ha ayudado a seguir avanzando”, manifestó en el marco del 25 aniversario, el director Julio César Turcios.

El CURC a lo largo de los años

Según cuenta Turcios en el libro de su autoría, “El CURC y su historia”, inicialmente el sueño que se gestó una década antes y que obedecía a los lineamientos planteados por expertos nacionales e internacionales de la Unesco cobró vida en las antiguas instalaciones de la Escuela Normal Centroamérica, para lo cual se firmó un convenio en octubre de 1995, sin embargo en el 2001, siendo director el doctor Mario René Pineda, se colocó la primera piedra para la edificación de sus propias instalaciones en un terreno de 10.4 manzanas donado por el empresario José Rubio Suazo.

Aunque al principio únicamente se impartían las clases generales de Matemáticas, Español, Sociología, Filosofía, Inglés, Historia de Honduras y Deportes, con base en las necesidades de la región, la oferta académica actual está compuesta por Ingeniería Agroindustrial, Comercio Internacional, Administración de Empresas y Desarrollo Local en el grado de licenciatura, además de Ingeniería en Sistemas y los técnicos universitarios en Tecnología de Alimentos, Producción Agrícola, Administración de Empresas Cafetaleras y en Agroexportación, y para finales de julio o principios de agosto de este año se proyecta el inicio de la primera promoción de la Maestría en Seguridad Alimentaria y Nutricional.

Asimismo se contempla la creación de una maestría en materia aeroportuaria, para lo cual se retomará la etapa de diagnóstico interrumpida por la pandemia de COVID-19, se planea abrir una segunda promoción de la maestría en Gestión y Formulación de Proyectos y a nivel de grado, se ofertará la Carrera de Enfermería plan a, e Ingeniería Industrial, lo cual ampliará las opciones de las personas interesadas en cursar estudios superiores.

A estos esfuerzos se suman los aportes en materia de vinculación universidad-sociedad, entre ellos el que realiza el Centro de Emprendimiento que desde el 2016, con el apoyo  de la Alcaldía Municipal de Comayagua y la Unión Europea a través del Proyecto Eurolabor, ha contribuido a la formación empresarial de unos 300 jóvenes y ha capacitado a estudiantes de educación media y a empresarios, a fin de ayudarles a dar un valor agregado a sus productos y servicios con un enfoque cultural, y para este 2021 se proyecta la creación de la incubadora universitaria de empresas, programa que tiene por objetivo asesorar y guiar a los emprendedores y microempresarios de la zona para que pueden ejecutar un negocio sostenible.

Con respecto a las instalaciones físicas del campus, mientras tanto, se encuentran en cartera la construcción del muro perimetral y un edificio de cuatro niveles donde funcionará un auditorio, aulas de clase y oficinas administrativas, proyectos de infraestructura que se ejecutarán una vez se normalicen las transferencias presupuestarias a la UNAH, por parte de la Secretaría de Finanzas (Sefin).

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios