UNAH entrega reconocimiento al doctor Sidney Ontai, de Texas A&M

Es de destacar que Ontai cuenta con más de 36 años de experiencia en el campo de la medicina. Se graduó de la Facultad de Medicina de la Universidad de Hawái en 1985 y está afiliado al Hospital Navarro de DeTar.

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), a través del rector Francisco José Herrera Alvarado y el doctor Marco Tulio Medina, vicerrector de Relaciones Internacionales, entregó una placa en reconocimiento al doctor Sidney Ontai, miembro de la Facultad Clínica y director del Programa de Residencia en Medicina Familiar de DeTar Healthcare System Texas A&M University Health Center.

El evento de reconocimiento, al cual asistieron representantes nacionales e internacionales, se hizo ante la valiosa colaboración de Ontai con el posgrado de Medicina Familiar de Texas A&M y la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAH. Medina expresó que Ontai ha promovido el trabajo científico con un abordaje altamente efectivo en el cual se logró reducir la mortalidad por COVID-19 en Honduras con el uso temprano de esteroides, dexametasona, tocilizumab, anticoagulantes y pronación.

“A estos pacientes se les dio ventilación de alto flujo, lo cual ha sido promovido en todos nuestros hospitales de Honduras y que fue inicialmente propuesto por él y el doctor Sierra Hoffman, un destacado hondureño viviendo en Estados Unidos. La colaboración ha sido a varios niveles en el tema de la Medicina Familiar y la lucha contra el COVID. Envío al doctor Ontai un mensaje de hermandad y compromiso a trabajar de forma apropiada y colaborativa con él”, indicó Medina.

Para Medina, Ontai no es solamente un gran académico, sino un extraordinario ser humano al cual se le deben muchas de sus atenciones en momentos críticos.

Agregado a ello, Honduras no cuenta con la especialidad en Medicina Familiar, por lo que representa una gran oportunidad aprender de dicho programa y replicarlo en Honduras dada la necesidad que existe de fortalecer la atención primaria y al manejo familiar de los problemas médicos.

Por su parte, Ontai manifestó sentirse emocionado y honrado ante el reconocimiento y la calidez recibida en su visita a Honduras. Indicó que uno de los beneficios de su asistencia es el poder conversar con los doctores Medina y Hoffman sobre la posibilidad de trabajar en el COVID-19 de largo plazo, ya que es un problema que ha ido incrementando y afectando la vida de muchas personas.

Sobre el trabajo científico realizado por el equipo de Texas A&M durante la pandemia del COVID-19, manifestó: “Se establecieron tipos de fórmulas y análisis matemáticos que son requeridos para cumplir con los estándares de evidencia que los doctores demandan antes de prescribir a los pacientes. Ayudamos a analizar los datos en tal manera que fuese aceptada”.

Por otro lado, Miguel Sierra Hoffman, especialista en enfermedades infecciosas, en Victoria, Texas, expresó que el reconocimiento otorgado por la UNAH hacia Ontai es muy válido, dado que Ontai ayudó de forma desinteresada a Honduras durante la pandemia.

Es de destacar que Ontai cuenta con más de 36 años de experiencia en el campo de la medicina. Se graduó de la Facultad de Medicina de la Universidad de Hawái en 1985 y está afiliado al Hospital Navarro de DeTar.

Colaboración UNAH y Texas A&M

Es de recordar que el 2 de febrero del 2021 se firmó un convenio entre la Universidad de Texas A&M y la UNAH. Se espera que el trabajo colaborativo se prolongue en distintas áreas, lo que representará una oportunidad para que la UNAH promueva un intercambio más duradero con el profesor Ontai, a quien se le debe la colaboración entre Estados Unidos y Honduras.

Agregado a ello, Ontai invitó a la UNAH a brindar charlas a los residentes del posgrado de Medicina Familiar en Estados Unidos en el área neurológica, particularmente de las epilepsias.

“A largo plazo, pensamos hacer una unión de intercambio a todo nivel. No solo en Medicina, sino Ingeniería, Psiquiatría, Odontología, Agronomía, etc. Pienso que ambos países se van a beneficiar. La cooperación es lo que va a sacar al mundo adelante”, manifestó Sierra Hoffman.

Para Ontai, la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAH es dedicada, inteligente y está bien entrenada. Si se continúa tomando ventaja de la pericia y la dedicación que tienen los doctores hacia sus pacientes, todo se continuará desarrollando a favor. Asimismo, expresó que con el doctor Medina se busca trabajar para conocer el efecto del COVID-19 a largo plazo.

Abordaje multimecanismo

Además de Ontai y Sierra Hoffman, Fernando Valerio Pascua, Óscar Díaz, Rina Medina, Brian Contreras, Jeff Mistroff, Daniel Espinosa, Anupamjeet Sekhon, Diego Paz Handal, Estela Pineda, Miguel Vargas Pineda, Héctor Pineda, Maribel Diaz, Anita S. Lewis, Heike Hesse, Miriams T. Castro Laínez, Mark L. Stevens, y Vincent VanBuren, fueron los propulsores del enfoque multimecanismo (MMA, por sus siglas en inglés) para la reducción de la estadía en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en pacientes graves con COVID-19.

El MMA incluyó medicamentos ampliamente disponibles para abordar la inmunomodulación temprana, la anticoagulación y la supresión viral para prevenir el síndrome de liberación de citoquinas y una potencial progresión del fallo respiratorio, shock y disfunción de múltiples órganos provocado por el COVID-19.

Se concluyó que el abordaje de multimecanismo (MMA) disminuye la estadía promedio dentro de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de 5.4 hasta 9 días en pacientes mayores. 

Los datos fueron recolectados de forma retrospectiva en pacientes admitidos a la Unidad de Cuidados Intensivos de registros médicos en distintas fechas según el permiso de la Junta de Revisión de Instituciones (IRB, por sus siglas en inglés) entre el 10 de junio al 6 de agosto de 2020, incluyendo cinco distintos hospitales como el Hospital Regional del Norte y el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS); el Hospital CEMESA en San Pedro Sula, Cortés; Sistemas de Salud DeTar, Citizens Medical Center y el 5. Hospital del Campo Memorial en Texas, Estados Unidos.

COVID-19

Una de las temáticas abordadas en el encuentro fue el COVID-19 de largo plazo. Y es que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han reportado casos de personas que tuvieron COVID-19, pero que no recuperan su salud luego de 2 a 3 semanas, con síntomas persistentes ya sea cardiovasculares, respiratorios, somáticos o neuropsiquiátricos.

Sobre el COVID-19 de largo plazo, Medina explicó que los datos científicos de dos grandes estudios internacionales muestran que las personas que tuvieron COVID-19 leve o grave pueden padecer problemas de fatiga, agotamiento, de la memoria, pensamiento nublado, depresión y ansiedad.

“Debemos estar muy atentos a esas manifestaciones. La universidad ha iniciado ya un proyecto de investigación sobre este tema que será de colaboración con la universidad de Texas”, señaló.

Concerniente al desarrollo de la pandemia del COVID-19, para Hoffman las vacunas le cambiaron el curso a la pandemia. Sin embargo, el COVID-19 puede afectar de manera significativa a las personas que aún no se han vacunado.

“Para abril del 2022 no hay duda sobre la faz de la Tierra que el tratamiento temprano es eficaz. Entre más temprano se comienza, la posibilidad de que llegue al hospital es menor. Hay cosas que son críticas, la vacuna funciona, el tratamiento temprano funciona, pero uno no se puede relajar completamente”, recomendó Hoffman.

Noticias relacionadas:

Comentarios