UNAH EXIGIRÁ AL GOBIERNO REVISAR "PAQUETAZO"

La rectora de la UNAH, Julieta Castellanos.

"Pediremos al Gobierno una revisión a la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas (paquetazo), porque pese a que existen medidas que son necesarias, se requiere que  sean mejor distribuidas y que exista un ahorro por parte del gobierno. Creo que el Estado debe ser totalmente austero, que los funcionarios trabajen con base a resultados y que la función pública se mire también como un ejercicio a favor del servicio, no como la oportunidad de favorecer económicamente a grupos de empresarios y a sus familiares", indicó la rectora de la UNAH, Julieta Castellnos.

El Congreso Nacional aprobó el paquete de medidas fiscales, referidas por la Rectora, el 20 de diciembre de 2013, fue publicado en el Diario Oficial La Gaceta con fecha 30 de diciembre y su aplicación entró en vigencia el 1 de enero de 2014. Con ello se elevó en un 3% el Impuesto Sobre Ventas (ISV), de  12 a 15%, además se disminuyó la exoneración de una importante cantidad de productos de la canasta básica de alimentos y se reformó el Impuesto Sobre la Renta (ISR), y se aprobó un alza a un gravamen vinculado a los combustibles. 
Estas medidas han generado inconformidad en la población, por lo que en esta entrevista concedida a Presencia Universitaria, Castellanos analiza como dicha  normativa afectará la calidad de vida de la sociedad hondureña, las finanzas de los estudiantes universitarios y la economía del país. 

¿Qué implicaciones tiene este nuevo ajuste fiscal?

JC: Las medidas de ajuste fiscal tomadas por el gobierno el 20 de diciembre de 2013 tienden a una recaudación de fondos y básicamente han recurrido al orden fiscal de las finanzas públicas mediante el gravamen de productos de la canasta básica, eliminando enseres de la misma, para aplicarles un impuesto del 15%.

Estas medidas son muy inequitativas en el  pago de  una tasa de impuesto por productos básicos, servicios de salud a personas con diferentes rangos de salarios,  se impone un 15% a productos que no habían sido gravados. Pagarán este impuesto personas con rango de salarios diferentes.

El peso de estas medidas ha generado un impacto en la economía del país y una contracción del gasto, que son acciones coyunturales mediante de las cuales se tratan de resolver de forma inmediata una crisis fiscal y mejorar la liquidez que tiene el gobierno.

¿Qué otras medidas pudo haber tomado el Gobierno para mejorar la recaudación fiscal?

JC: Se pudo gravar a empresas con ventas de más de tres millones de lempiras, tengo entendido que solo fueron gravadas empresas con ventas por 10 millones, y esto genera una diferencia muy grande para la recaudación fiscal. Yo considero que se pudo realizar un informe más exhaustivo en cuanto a la revisión de las exoneraciones, una medida de mucho rechazo por el sector empresarial, sin embargo este tema se dejó de lado y estaría bien que se vuelvan a revisar.

En ese contexto también se podría ampliar el número de personas naturales o jurídicas que tributan al fisco, porque obviamente la base de personas que pagan impuestos es muy limitada se habla de una cantidad menor a 100 mil personas, y eso obviamente es un problema que tiene que ver con la evasión fiscal. Asimismo, otra medida que se pudo implementar es evitar el contrabando y el fraude, acciones que generarían más equidad social y económica.

¿Cómo impactará a la ciudadanía estas medidas fiscales?

JC: Estas medidas impactarán en todo, porque abarca áreas sensitivas y esenciales de la economía del ciudadano hondureño y van impactar en el tema del consumo, porque genera una limitación en el poder adquisitivo de las personas. Si las familias utilizan más recursos para comprar los víveres que consumen cotidianamente, de manera obvia, esta situación genera un detrimento del consumo.

Estos impuestos también impactan la salud, ya que se están gravando bienes que tienen que ver con la salud, para el caso el uso de fluido eléctrico, los hospitales en Honduras utilizan energía y todo el servicio que lleva al consumo de energía se va a ver impactado y por lo tanto los servicios de salud subirán. La compra de medicamentos también se verá impactado con el transporte ya que ha subido el combustible.

¿En que impactará a los estudiantes universitarios estos incrementos?

JC: Aquí en Ciudad Universitaria y en general en la UNAH, nosotros veremos el impacto que tendrán las medidas en nuestros estudiantes, que utilizan hasta dos transportes diarios para venir a la Universidad, familias que tiene hasta 2 o 3 hijos en este centro de estudio  que verán deteriorada sus finanzas para enviar a sus hijos a la Universidad, ya sea por el transporte público o todo esa espiral que genera un incrementó en los productos. Además que el impacto del combustible impactará directamente en los productos de la canasta básica.

A mi preocupa mucho la situación de productos que estaban dentro de la canasta básica -de alimentos-, que han sido eliminados dentro de la misma.  para el caso la leche, que hay mucha gente que consume leche des-lactosada, el cual no es un lujo tiene que ver con la salud de las personas que no toleran  este producto sin procesar. El tema también de las grasas se han excluidos los aceites y prácticamente se ha dejado la grasa saturada y eso tiene que ver con salud pública también.

Entonces, creo que es una cuestión en la cual el gobierno debería generar una política fiscal más integral, debe asesorarse de personas en el área de la salud, en el área social para ver cómo estas medidas no tengan un impacto tan negativo.

En cuanto al papel de la academia, ¿en que se basará la propuesta de la UNAH para revisar estos nuevos ajustes fiscales?

JC: De parte de la UNAH pediremos al Gobierno una revisión de las medidas fiscales, pese a existen medidas que son necesarias, deben ser  más distribuidas, es necesario que exista un ahorro por parte del gobierno, yo creo que el Estado debe ser totalmente austero, que los funcionarios trabajen con resultados y que la función pública se mire también como un ejercicio a favor del servicio, no como la oportunidad de favorecer económicamente a grupos de empresarios y familiares.

Yo pienso que si en realidad hubiera un sacrificio de los sectores públicos, en donde cada quien aporte de manera proporcional a sus ingresos, creo que se entendería las medidas de ajuste; pero la insatisfacción puede venir cuando uno ve que el peso de la carga del ajuste económico se inclina en un sector de la población y deja a otros con los mismos privilegios.  

Noticias relacionadas:

Comentarios