UNAH lanza Premio Nacional Ramón Oquelí para las Humanidades y las Ciencias Sociales

Familia y amigos de Ramón Oquelí junto con el rector Francisco Herrera.

La Comisión Universitaria para la Conmemoración del Bicentenario de Independencia de Honduras (Cubiceh) lanzó el Premio Nacional Ramón Oquelí para las Humanidades y las Ciencias Sociales en honor al connotado ensayista, bibliógrafo, historiador y profesor universitario Ramón Oquelí.

Este premio tiene como propósito reconocer la trayectoria intelectual y humanista, académica o científica de ciudadanos o instituciones públicas o privadas que se han dedicado a las ciencias humanas y sociales, y demás disciplinas que señala el reglamento de la premiación.

El escritor y docente Néstor Ulloa, miembro del Cubiceh, detalló las bases del premio, el cual por única vez, en su primera edición se otorgará en septiembre del presente año, y posteriormente será otorgado cada 10 de julio en conmemoración al natalicio del pensador hondureño.

El director de Cultura de la Alma Máter, Hernán Mejía, amplió que este año se hará una excepción con relación al comité que elegirá a la persona o institución galardonada, que será el Cubiceh, sin embargo, para las próximas ediciones del premio el comité permanecerá conformado por la Rectoría de la UNAH, representantes de las facultades de Ciencias Sociales y Humanidades y Artes, así como de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Asimismo, Mejía indicó que para esta primera edición se recibirán propuestas hasta el 30 de agosto, y aclaró que no se recibirán autopostulaciones, por lo que la persona debe ser postulada por una instancia no gubernamental, y en cuanto al ganador, además de un pergamino, podrá publicar su obra por la Editorial Universitaria y obtendrá un premio monetario.

Su legado

Por su parte el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, Francisco J. Herrera Alvarado, destacó la presencia de la familia de don Ramón Oquelí en el lanzamiento del premio, y afirmó que el connotado intelectual dejó un gran legado a la institución.

“Fue un verdadero ejemplo, un hondureño crítico y amante de su país, su profesión, su familia y de la Universidad, dejó una obra impresionante a nivel continental, por esa razón nos sentimos orgullosos de poder enaltecer su memoria lanzando este premio”, concluyó el rector.

Familia y amigos de don Ramón Oquelí, junto con el rector Francisco Herrera Alvarado.

Finalmente se llevó a cabo un conversatorio con la participación del director de Flacso, Rolando Sierra; el exdirector de Educación Superior, Ramón Salgado, y el hijo de Ramón Oquelí, Álvaro Oquelí, que agradeció el merecido reconocimiento a su padre, traduciendo el premio como el resultado de toda una vida de su progenitor, quien siempre se dedicó a la lectura e investigación.    

“Todas las mañanas con una jarra de café leía los seis diarios que circulaban en aquel entonces y opinaba sobre los editoriales o publicaciones que le parecían bien y mal, no recuerdo un solo día de mi vida en el que no lo haya visto leyendo y escribiendo, y en los viajes que hacíamos él siempre buscaba ir a una biblioteca, librería o bazar donde pudiera adquirir un libro”, recordó su hijo.

Ramón Oquelí Garay nació el 10 de julio de 1934 en Comayagüela, Honduras. Se graduó de bachiller en el Instituto Salesiano de Tegucigalpa y perteneció al grupo intelectual Vida Nueva. Vivió casi nueve años estudiando Derecho en Madrid, lo que le valió para que fuera nombrado Juez de Letras en Comayagua y, posteriormente, en Tegucigalpa.

Se familiarizó con los grandes filósofos españoles del siglo XX: Ortega y Gasset, Xabier Zubiri, José Luis Aranguren y Julián Marías. Fue un ensayista, bibliógrafo, historiador y docente de Sociología, Ciencias Políticas, Historia e impartió clases en la Maestría en Literatura Centroamericana de la UNAH.

Colaboró en las principales revistas de su país y en los diarios como La Prensa y El Tiempo. Compiló los escritos del periodista Paulino Valladares en 1973 y una antología de José Cecilio del Valle en 1981.

Recibió el premio de Ciencias Itzamná, Escuela Nacional de Bellas Artes en 1982, en 1989 el premio Rey Juan Carlos I de España sobre estudios históricos (otorgado por el gobierno español), y el premio del Colegio de Psicólogos en 1991.

Entre sus obras se encuentran las siguientes publicaciones:

  • Notas sobre Ramón Rosa. Tegucigalpa, 1968 (incluido el ensayo Palabras al aire).
  • Paulino Valladares; el pensador y su mundo. Tegucigalpa, 1973.
  • José Cecilio del Valle: antología. Tegucigalpa, 1981.
  • Cronología de la soberanía militar (1983).
  • La fama de un héroe. Tegucigalpa, 1984.
  • Presencia de Ortega en América, Tegucigalpa, 1984.
  • Certidumbre y vacilaciones de un provinciano, en José del Valle; dos semblanzas. Tegucigalpa, 1985.
  • Los hondureños y las ideas. Tegucigalpa, 1985.
  • Centenario de Irisarri, 1987.
  • De los griegos a Guevara, 1988.
  • El soñador Herrera, veterano de la libertad, 1989.
  • El primer año de Bográn, 1990.
  • Mixturas, 1991.
  • La víspera entrañable, 1993.
  • Antología mínima de la obra de José Ortega y Gasset, 1984.
  • Antología de José Cecilio del Valle, 1981.
  • Escritos inéditos de José Cecilio del Valle, 1996.

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios