UNAH PEDIRÁ AL CONGRESO NACIONAL RESPETAR ACREDITACIONES A TRAVÉS DE LA DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR

Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), pedirán al Congreso Nacional reformar decreto que violenta el proceso de acreditación de la educación superior en el país.

A finales de 2013, la Cámara Legislativa aprobó vía decreto la creación del “Sistema Nacional para la Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad y Equidad de la Educación”, que  en tres de sus articulados violentan los procesos de acreditación del nivel superior, denunció Ramón Salgado, titular de la Dirección de Educación Superior.

“Honduras peligra de quedar fuera, porque un requisito fundamental, es que estos sistemas deben ser autónomos para que tengan credibilidad. Con esta nueva ley el Consejo de Acreditación es nombrado por la presidencia de la República y esto en el exterior lo van a ver como una injerencia de tipo político y (Honduras) perderá ser reconocido a nivel internacional”.

El artículo 10, segundo párrafo, de esta nueva ley dice: “la Comisión Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificado del Sistema Nacional de Educación (CONEVAL), para cumplir las funciones asignadas debe contar con tres comisionados conforme los requisitos establecidos en el Art. 11 de la presente ley, mismos que deben ser nombrados por el presidente de la República”.

Salgado aseveró que “el segundo problema es que dice que este sistema va a acreditar a otros sistemas que surjan en el país o que venga del extranjero, y eso no es competencia del sistema de acreditación nacional, para eso ya existen los sistemas regionales”.

Las universidades públicas y privadas de Honduras trabajaron desde el 2010  y llegaron a un consenso para la creación del Sistema Hondureño de Acreditación de la Calidad de la Educación Superior (SHACES), el cual fue aprobado por el Congreso y publicado en el Diario Oficial La Gaceta, con fecha 27 de enero del 2011.

“Es un tema que los vamos abordar de nuevo en el Consejo de Educación Superior, porque el SHACES, que es el sistema que habíamos creado, con este dictamen prácticamente lo derogan y es un gran retroceso para el país”, reiteró el titular de la Dirección de Educación Superior.

La función principal del SHACES es certificar la calidad de las universidades, cumpliendo con estándares internacionales, donde luego se manda a tres pares internacionales y quienes vienen al país a confirmar dicha calidad, para su acreditación internacional.

Por su parte, la UNAH cuenta con un significativo avance en los procesos de autoevaluación y acreditación de sus carreras en marcadas en el SHACES y con dicho decreto se ve en peligro los avances de la reforma universitaria, según explican algunos expertos.

En el caso de Costa Rica, la asamblea nacional determinó que una persona no puede trabajar en el engranaje público, si su título profesional no está debidamente acreditado por una agencia de credibilidad.

En la actualidad el Consejo de Acreditación de la Calidad, según la ley del SHACES,  está integrado por 10 o 16 miembros propuestos las universidades, tanto públicas y privadas del país, representantes de la Federación de Colegios Profesionales Universitarios de Honduras (FECOPRUH), representante del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), representante del Consejo Nacional de Competitividad e Innovación a través de SEPLAN, entre otros.

Gracias a esta integración del Consejo de Acreditación, Honduras está adscrita a nivel de región al Consejo Centroamericano de Acreditación y puede ser reconocido además a nivel de América Latina por la Red Iberoamericana para la Acreditación de la Calidad de la Educación Superior (RIACES) y a nivel mundial con el INCUAGE, manifestó Salgado.

Noticias relacionadas:

Comentarios