UNAH realiza gira de desarrollo profesional en el litoral pacífico

Comitiva de académicos de la UNAH durante la visita a la Sureñita.

Para conocer los perfiles de las empresas y agroindustrias, sus buenas prácticas, los tipos de empleos existentes y el personal capacitado requerido a nivel técnico y tecnológico que pueda guiar la oferta académica de ese nivel en la Máxima Casa de Estudios, personal de la Dirección Académica de Formación Tecnológica (DAFT) y del Centro Universitario Regional de Litoral Pacífico (CURLP) realizaron recientemente una gira denominada Desarrollo Profesional.

A través de la actividad se visitaron empresas y agroindustrias ubicadas en las islas Pacar y Amapala, y en los 16 municipios del departamento de Choluteca y 9 del departamento de Valle, pues son referentes de buenas prácticas que pueden guiar la oferta académica a nivel técnico y tecnológico de la UNAH.

La gira incluyó 8 diferentes lugares y empresas como la Represa Nacaome; Tilapac en Nacaome, Valle; Proyecto Térmico-solar de Lufussa, en Pavana Choluteca; Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca (Coddefagolf); Agro Líbano; Puerto Henecán; el Centro de Investigación Acuícola Pesquero en San Lorenzo, Valle; y la Cooperativa Regional de Producción Agropecuaria La Sureñita Limitada (Coreprosul), en Namasigüe, Choluteca.

La gira de tres días concluyó con la visita de la Coreprosul, sede de Namasigüe, Choluteca, encargada de procesar para la exportación al mercado europeo los derivados del marañon, creada en 1986, y “conformada por tres cooperativas que operan con marca: La Sureñita, ubicada en las comunidades de Azacualpa y Las Marías en el municipio de El Triunfo, Nueva Unión; y La Constancia y San Agustín en el municipio de Namasigüem del departamento de Choluteca”, detalló el asesor técnico, Henry Gudiel.

La Sureñita le pertenece a 134 asociadas, que junto a otras 98 mujeres trabajan en el proceso de limpieza, selección y envasado de la almendra de marañón orgánico y sus derivados, más 10 empleados, entre técnicos, vigilantes y motoristas, informó Gudiel, quien añadió que 300 productores de la zona son los proveedores de la semilla de marañón, beneficiando a 1,500 personas aproximadamente.

La producción es exportada al mercado europeo (Alemania, Bélgica, Francia y Austria), explicó el asesor técnico y agregó que anualmente envían alrededor de 70 mil kilogramos de almendra de marañón, en presentaciones de 100 y 500 gramos, envasado al vacío en empaque pegadizo y metalizado, lo que genera 800 mil dólares en divisas al año y unos 3 millones de lempiras en el mercado nacional.

Según el Plan de Desarrollo Región 13, para potenciar el rubro se deben incrementar las áreas de producción, ampliar la demanda de mano de obra calificada y no calificada, y promover el fortalecimiento de las organizaciones de productores (asistencia técnica y organización empresarial). Asimismo es necesario ampliar los mercados para garantizar la venta en bloque de la semilla de marañón y el falso fruto a las empresas procesadoras con el fin de lograr mejores precios, además de conformar un proceso de cadenas de producción que garantice valor agregado y fortalezca las capacidades productivas.

Noticias relacionadas:

Comentarios