UNAH recupera células en fósiles de osos perezosos gigantes

Restos de un posible vaso sanguíneo extraído del hueso fosilizado de un mamífero que vivió hace varios centenares de años en la zona central de Honduras. (Foto proporcionada: Leonel Zúniga).

A dos años de una expedición científica realizada en una alejada comunidad del departamento de Yoro, en donde se descubrió un "cementerio fósil de osos perezosos girantes", investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) revelan importantes hallazgos moleculares en el proceso de recuperación de células en los huesos de estos mamíferos que vivieron en la zona central del país, hace centenares de años y que comenzamos a conocer sus secretos. 

thumbnail Oso perezoso gigante

Fuente Internet:  Fósil completo de oso perezoso gigante publicado para tener una referencia de los huesos encontrados por la UNAH en la zona central del país. La expedición hondureña no encontró en el lugar un esqueleto completo. 

"Fui el coordinador de este proyecto como representante de la Escuela de Biología y -se contó- con la colaboración del Instituto de Investigaciones Microbiológica a través de la doctora Lourdes Enrique y con el apoyo del joven biólogo Carlos Vides, así como del ingeniero David Aguilar del Laboratorio de Microscopía Electrónica de la sección de Metalurgia de la Escuela de Física"

En este sentido, este extenso grupo de investigadores realizó la desmineralización de fósiles de osos perezosos gigantes y lograron así la recuperación de sus células, proceso realizado en la Escuela de Microbiología.

OSTEOCITO CELULA DEL TEJIDO OSEO DE PEREZOSO GIGANTE 1

Foto: Leonel Zúniga. Según los investigadores de la UNAH esta foto pertenece a un osteocito, célula del tejido óseo del perezoso gigante. 

“Hemos logrado el resultado de la investigación que se publicó en la revista de la Dirección de Investigación Científica, es un logro importante porque hasta donde tengo entendido es la primera experiencia a nivel de Centroamérica donde se ha hecho recuperación de células de fósiles y que puede abrir puertas”, afirmó Zúniga.

thumbnail RESTOS CELULARES

Foto Leonel Zúniga: Restos de células encontradas en los fósiles de perezoso gigante encontrados en la zona central del país por la UNAH.  

Este resultado es posible gracias a la investigación del docente de biología, quien a raíz de esa afinidad hacia la paleontología centró desde un inicio su investigación a partir de un reporte del hallazgo en Honduras de un fósil de dinosaurio registrado en 1933, cuyo paradero aún es desconocido.

Además, encontró documentación sólida  respecto a otro  fósil de dinosaurio descubierto en 1971 en San Luis Comayagua, Honduras, evento que involucra a famosos paleontólogos de Estados Unidos como: John Ostrom, Jack Mackintosh y Jack Horner.

Osos gigantes

Un joven de Yoro le reportó información sobre un sitio fósil a Zúniga, quien solicitó apoyo para realizar una primer gira en donde vieron el potencial y luego la facultad apoyó realizar una segunda gira en 2017  para extraer los fósiles. “Sabíamos que no eran de dinosaurio, sino que son de perezosos gigantes y posiblemente de équidos o sea, caballos extintos”, comentó el docente de biología.

thumbnail FOTO GIRA DE PROSPECCION FEBRERO 2017B

Y es que debido a la gran cantidad de fósiles enterrados en dicho lugar también agregó que se puede decir “desde el punto de vista biológico que es un cementerio de fósiles”.

Cabe destacar que la extracción de dichos fósiles duró alrededor de una semana y que colectaron 69 huesos, unos estaban completos y otros incompletos.

En el año 2005 se dio una investigación controversial de la doctora estadounidense, Mary Schweitzer, en la que aplicó la desmineralización de fósiles de un tiranosaurio rex, recuperando así algunas células, algo que según la teoría era imposible recuperar células blandas de un fósil.

A raíz de esa investigación decidieron realizar este proceso de desmineralización con fósiles de oso perezoso logrando así “recuperar células, osteocitos con toda seguridad que se observaron en el microscopio electrónico y también recuperamos posibles glóbulos rojos. Le digo posibles porque aparentemente por el color son glóbulos rojos de perezoso gigante, pero obviamente hay que hacer más pruebas para confirmarlo” agregó el docente.

bus

Además el deseo que tienen es que a través de estas investigaciones se atraiga el interés de especialista y extranjeros pero “no solo con el tema de recuperación de moléculas, proteínas o ADN, sino también que pudiéramos encontrar un nuevo fósil de dinosaurio en la zona de San Luis, Comayagua”.

Cabe mencionar que también han contado con el apoyo del Centro de Innovación en Tecnología para Ciencias Biológicas, el Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) y también con algunos paleontólogos extranjeros.

El docente señaló que si la Máxima Casa de Estudios brinda los pasos que se requiere “se puede fortalecer más el área de la paleontología”, ya que Honduras cuenta con varios sitios fósiles que nadie ha investigado.Y es que esto podría fortalecer el impulso de la paleontología  del país.

thumbnail FOTO GIRA DE PROSPECCION FEBRERO 2017

Enciclopedia 

El Megatherium fue uno de los mayores mamíferos terrestres conocidos, pesaba más de 3 toneladas y medía más de 6 metros de longitud de la cabeza a la cola.​ Es el mayor de los perezosos terrestres conocidos, con un tamaño equiparable al de los elefantes actuales. Este género es conocido principalmente a partir de su especie más grande, Mamericanum. Las especies de Megatherium fueron miembros de la abundante megafauna del Pleistoceno, grandes mamíferos que vivieron durante aquella época

Megatherium (en griego, "gran bestia") es un género extinto de mamíferos placentarios del orden Pilosa, conocidos vulgarmente como megaterios. Eran perezosos terrestres de gran tamaño, parientes de los actuales perezosos, que habitaron en América del Sur desde comienzos del Pleistoceno hasta hace 8000 años, ya en el Holoceno. En términos de tamaño solo fue sobrepasado por algunos grupos de mamíferos terrestres, como los mayores proboscídeos y perisodáctilos como Paraceratherium..

 

Noticias relacionadas:

Comentarios