Universidades centroamericanas unen esfuerzos para fortalecer la gestión de riesgo, desastres y cambio climático

Fotografía: Clarissa Donaire.

El Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA), el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (Cepredenac), con el auspicio de la Cooperación Suiza en América Central  (Cosude), llevan a cabo el proyecto regional denominado “Fortalecimiento de la Gobernanza de la Gestión de Riesgo de Desastres en Centroamérica”.

La iniciativa tiene como uno de sus objetivos acreditar e incorporar las temáticas de Gestión de Riesgo de Desastres (GIRD) y Adaptación al Cambio Climático (ACC), dentro de la currícula de las carreras universitarias, a través de 9 subproyectos en los cuales se está trabajando y participan la UNAH, UPNFM, USAC, BICU, URACCAN, TEC, UTN y UTP, en conjunto a las Agencias de Acreditación CNE, SHACES, ACESAR y ACAAI.

Según los expertos, Centroamérica es una de las regiones más vulnerables ante las amenazas de los fenómenos naturales, es por ello que mediante este proyecto regional, dos secretarias del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) unen esfuerzo para generar un impacto en  la reducción del riesgo a desastres y adaptación del cambio climático.

Claudia Herrera Melgar, secretaria ejecutiva de Cepredenac, explicó que “este esfuerzo en conjunto permite una coordinación estratégica y alianzas sumamente importantes entre los entes rectores a cargo de la gestión integral de riesgo de desastres, en integración de las 24 universidades que conforman el CSUCA”.

Añadió que el esfuerzo se basa en la implementación de la Política Centroamericana de Gestión Integral de Riesgo de Desastres (PCGIR) y el Programa Universitario para la Reducción del Riesgo de Desastres y Adaptación al Cambio Climático en Centroamérica (PRIDCA).

Retos y desafíos

Por su parte el secretario general del CSUCA, Carlos Alvarado Cerezo, consideró que la importancia de esta iniciativa se basa en los escenarios mundiales a nivel mundial, “sobre todo las universidades públicas tenemos grandes retos y desafíos de cumplir compromisos importantes con nuestros países y sociedades”.

Según el académico, los futuros tomadores de decisiones egresarán de las universidades con mayor conciencia y sensibilización, además del conocimiento en temas de reducción de riesgo de desastres y cambio climático.

 La intención prevé mejorar las competencias profesionales  de los universitarios en dichas temáticas, y se indicó que se planifican al menos 9 subproyectos de los cuales 5 universidades trabajan en el segmento de readecuación curricular y 4 en la evaluación y acreditación de la educación superior, con el fin de contribuir al desarrollo resiliente de los países de la región.

Además de capacitar al personal de las instituciones de educación superior en la temática, la UNAH ya comenzó la alianza estratégica con la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), “hemos realizado ya las primeras intervenciones en las comunidades que ellos han identificado”, indicó Laura Salgado, parte del subproyecto de readecuación curricular por parte de la Máxima Casa de Estudios de Honduras.

Otra de las aspiraciones de la intención es que las universidades muestren a la sociedad cuál es su cuota de responsabilidad y qué se debe hacer en relación a esta problemática tan relevante que actualmente afecta a la región y al mundo.

Según los especialistas, este tipo de proyectos contribuyen a la integración de Centroamérica en la parte académica y en la prevención de desastres y adaptación resiliente al cambio climático.

GIRD y ACC en la Academia Centroamericana



Noticias relacionadas:

Comentarios