UNO DE LOS MEJORES THRILLERS DEL CINE LATINOAMERICANO

Para el narcotráfico utilizar mujeres como chivo expiatorio en su guerra contra la policía es una actividad frecuente en las ciudades fronterizas del norte de México, tales como Tijuana.

Contar la historia de una de ellas utilizando el menor número de palabras posibles y enfocarse en repeticiones de planos fijos para aumentar la tensión, es una tarea a la cual el mexicano Gerardo Naranjo se adentró, en dirección y guión.

La cinta mexicana “Miss Bala” estrenada en 2011 es ese gran proyecto en el que lentas actuaciones como las de Stephanie Sigman y Noe Hernández se convierten en explosivas secuencias encaminadas a transmitir al lector el terror de Laura Guerrero, el personaje principal. Una cámara estática por largos tramos de tiempo y un sonido perturbador al buen estilo Kubrick parecen ser el truco para elevar el climax, un experimento bastante atrevido para los formatos de la época.

La luz por supuesto es el instrumento que refuerza la tensión, un oscuro casi absoluto trasciende por encima de los encuadres y las actuaciones en más de una ocasión y generan esos momentos incómodos en el que la imaginación del espectador debe completar la historia. El húngaro Mátyás Erdély fue el encargado de tal proeza.

Y por si fuera poco, la dupla de oro del cine mexicano contemporáneo, Gael García y Diego Luna, mediante su compañía “Canana”, produjeron la película, junto a Fox International Pictures.     

“Miss Bala” es un film para ver, sin duda alguna uno de los mejores thrillers del cine latinoamericanos. 

Noticias relacionadas:

Comentarios