Vacuna de AstraZeneca muestra alta eficacia y seguridad en estudio desarrollado en Estados Unidos

Tampoco se encontraron eventos relacionados a las trombosis de senos venosos cerebrales.

Un estudio desarrollado en Estados Unidos (EE UU) sobre la vacuna de AstraZeneca descubrió en la fase III que la vacuna tiene una efectividad del 79% para prevenir el COVID-19 sintomático con mínimos efectos secundarios y un 100% de eficacia contra la enfermedad severa y crítica y la hospitalización. AZD1222, también conocida como ChAdOx1 nCoV-19, es la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Este análisis interino estadounidense de eficacia y seguridad estuvo basado en 32,449 participantes acumulando 141 casos sintomáticos de COVID-19. El estudio tuvo una aleatorización 2:1 de vacuna a placebo. La eficacia de la vacuna fue consistente a través de la etnicidad y la edad. En los participantes arriba de los 65 años, la eficacia de la vacuna fue del 80%. El Comité de Monitoreo de Seguridad de los Datos (DSMB por sus siglas en inglés) no identificó preocupaciones de seguridad en torno a la vacuna, considerando que la vacuna fue bien recibida y tolerada.

Asimismo, el DSMB desarrolló un análisis específico en torno a los eventos trombóticos, así como de trombosis del seno venoso cerebral (CVST por sus siglas en inglés) con la ayuda de un neurólogo independiente. El comité no encontró un incremento en el riesgo de eventos trombóticos o eventos relacionados a la trombosis entre los 21, 583 participantes que recibieron al menos una dosis de la vacuna. Asimismo, no se encontraron eventos relacionados a las trombosis de senos venosos cerebrales.

“Estos descubrimientos confirman los resultados observados en estudios de AZD1222 a través de las poblaciones adultas, pero es emocionante ver resultados similares de eficacia en personas mayores a 65 años la primera vez. Este análisis valida que la vacuna de COVID-19 de AstraZeneca es una opción de vacunación altamente necesitada, ofreciendo seguridad a adultos de todas las edades, pueden beneficiarse de la protección contra el virus”, expresó Ann Falsey, profesora de Medicina en la Universidad de Rochester e investigadora en el estudio.

Es de señalar que en el análisis interino 79% de los participantes eran blancos/caucásicos, 8% eran afroamericanos, 5% eran americanos nativos, 4% era de procedencia asiática y el 22% era de procedencia hispánica. Un 20% de los participantes era mayor de 64 años y un 60% sufría de comorbilidades como la diabetes, la obesidad severa y enfermedad cardíaca, todos factores asociados a un COVID-19 severo.

El estudio incluyó dos dosis administradas en un intervalo de cuatro semanas. La evidencia sugiere que la administración de la segunda dosis en un intervalo mayor a las cuatro semanas puede incrementar la eficacia y acelerar el número de personas que puedan recibir la primera dosis, considerando que estudios previos han descubierto que un intervalo de hasta 12 semanas muestra gran eficacia.

Contexto

Es de recordar que la semana pasada la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), mediante un informe actualizado en torno a algunos casos de trombosis de senos venosos cerebrales reportados en Europa, enfatizó que, hasta la fecha, no hay indicación que señale que la vacunación de AstraZeneca pudo haber causado estos eventos adversos, ya que no han sido listados como posibles eventos secundarios por la vacuna.

Según el informe, la vacunación contra el COVID-19 no reducirá las muertes por otras causas y estas continuarán ocurriendo incluso después de la vacunación. Hasta el momento, no se ha encontrado ningún caso de muerte atribuible a las vacunas contra el COVID-19.

Por su parte, AstraZeneca continuará analizando los datos y preparando los análisis primarios para que sean sometidos a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para la autorización de un uso de emergencia. Asimismo, el análisis primario será sometido a una revista revisada por pares. AstraZeneca continúa involucrándose con gobiernos, organizaciones multilaterales y colaboradores alrededor del mundo con el fin de asegurar una distribución equitativa del acceso a la vacuna.

Sobre la eficacia de la vacuna de AstraZeneca, Mene Pangalos, vicepresidente de la farmacéutica Bio, finalizó diciendo: “Estos resultados se suman a la evidencia que muestra que la vacuna es bien tolerada y altamente efectiva contra todas las severidades del COVID-19 y a través de todos los grupos de edad. Estamos seguros de que la vacuna puede jugar un rol importante en la protección de millones de personas a nivel mundial en contra del letal virus. Estamos preparando someter estos descubrimientos a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos para extender millones de dosis en América”.

Noticias relacionadas:

Comentarios