Vacunación total de la comunidad estudiantil y académica es indispensable para retorno progresivo gradual: CES

(Foto de archivo) Aulas espejo, es un mecanismo que consiste en que las clases se dividen en dos grupos de alumnos, unos en el aula con el profesor, y otros en una sala contigua a través de videoconferencia.

 En su sesión ordinaria N°360, el Consejo de Educación Superior (CES) emitió planteamiento sobre el retorno progresivo escalonado del nivel de educación superior de Honduras a la semipresencialidad, presencialidad e híbrida, en el cual determina la urgencia de vacunar el total de la comunidad estudiantil y académica

En su planteamiento, el CES, máximo órgano rector de la educación superior de Honduras expone la importancia de priorizar la recuperación educacional con el fin de evitar una catástrofe generacional como lo advierte la Unesco, según el organismo, de no hacerlo, las consecuencias serán un problema mayúsculo en el futuro cercano, por lo que, urgió la vacunación a todos los actores del Sistema Educativo Nacional.

Remarca que la vacunación completa y las medidas de bioseguridad son indispensables para un retorno progresivo y escalonado del nivel de Educación Superior de Honduras a las actividades académicas semipresenciales, presenciales e híbridas, y de cumplimiento obligatorio con base a la ciencia, acciones que han priorizado todos los sistemas educativos del mundo.  

 Por lo anterior, el CES comenzará con una evaluación del proceso de vacunación de los diferentes grupos universitarios, con la cual buscan conocer si se ha incluido en la vacunación a todos los estudiantes.

De la misma manera, en su planteamiento, manifestó la enorme preocupación que existe entre la comunidad académica por los bajos niveles de vacunación, ya que de acuerdo con los datos del órgano que aglutina a las 21 universidades públicas y privadas del país como de la Universidad de Oxford y la Organización Mundial de la Salud (OMS), al 29 de agosto del 2021, los porcentajes de vacunación son del 13.4% que equivale a un millón trescientos ocho mil ciento treinta y seis personas (1,308,136) que tiene doble dosis y 28.4% que equivale a dos millones setecientos sesenta y ocho mil novecientos dieciséis (2,768,916) personas que tienen una dosis, aunado a los datos epidemiológicos que evidencian un incremento en los casos nuevos y la mortalidad; además de la circulación de variantes del virus en el país.

El documento firmado por Francisco J. Herrera, rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y presidente del CES exhorta al Gobierno para que a través de la Secretaría de Salud (Sesal), cumpla con su responsabilidad epidemiológica preventiva y programe en el menor tiempo posible la vacunación sistemática de la Comunidad Universitaria en su totalidad incluyendo las edades inferiores a los 18 años, ya que la no vacunación es una limitante para el retorno seguro a las actividades académicas y administrativas, semipresenciales, presenciales e híbridas.

Entre los criterios para el retorno gradual a las clases presenciales, semipresenciales e híbridas, las instituciones de Educación Superior priorizará: a) las asignaturas que requieran laboratorios, prácticas de campo, clínicas, rotaciones o pasantías que por su naturaleza requieren la presencialidad; b) las personas que participen deben tener las dos vacunas y veintiún (21) días posterior a la segunda dosis; c) que se cumpla con las medidas de bioseguridad establecidas por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER); y d) las personas que se incorporen deben presentar, como medio de verificación, el carné de vacunación con la segunda dosis por parte de la Secretaría de Salud (Sesal) y/o el certificado digital de vacunación por parte del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Subraya que las carreras del área de la Salud que ofrecen varias universidades del Sistema de Educación Superior, cuyos profesionales y estudiantes se encuentran o forman parte de la primera línea de atención a los pacientes con COVID-19 y que han completado su cuadro de vacunación podrán iniciar sus actividades de atención. De igual manera, todas las demás carreras universitarias podrán desarrollar las actividades de sus prácticas profesionales supervisadas, con las vacunas completas y protocolos de bioseguridad específicos ya establecidos y aprobados por SINAGER.

Asimismo, expone que se dará continuidad a la reanudación de actividades clínicas, prácticas y experimentales en grupos reducidos, respetando el aforo máximo establecido por cada entidad académica y a la inversión presupuestaria en estructura física, tecnológica y medidas de bioseguridad que demandan los modelos educativos recomendados en el marco de la pandemia (modelo híbrido y aulas espejos). Todo lo expresado requiere de un programa de capacitación del personal administrativo, docentes y de los estudiantes.

No obstante, para el resto de las carreras que actualmente se ofrecen en las instituciones del nivel de Educación Superior de Honduras, las clases se normalizarán gradualmente a lo largo del año 2022, y dependerá del avance del Programa Ampliado de Inmunización de la Secretaría de Salud (Sesal) y de la evolución de la COVID-19. Esto implica que continuarán las clases virtuales, a distancia y gradualmente se estarán incrementando las actividades presenciales.

Al concluir, el CES insistió a la Sesal establecer un programa de vacunación urgente, que priorice a todos los estudiantes de forma directa a través de universidades que actualmente sirven como centros de vacunación, con el fin de lograr una inoculación de toda la comunidad universitaria para finales del 2021.

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios