Violencia de género, pobreza y escasas oportunidades obligan a mujeres hondureñas a migrar

Según la encuesta, las personas trans experimentaron 13 veces más violencia sexual, y las mujeres son las principales víctimas de este tipo de violencia. Fotografía: https://www.euromundoglobal.com

La violencia, pobreza y escasas oportunidades de desarrollo son las principales causas que empujan al sector femenino a tomar la decisión de migrar, muy a menudo en condiciones de violencia aún más severas que las que viven en sus comunidades de origen.

Así lo afirmaron investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) de México, a través de la Unidad de Estudios Sobre Migración y Salud, quienes participaron en el webinario “La violencia de género y sus efectos en la trayectoria de vida de las mujeres migrantes”, desarrollado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Según estadísticas internacionales, la población femenina hondureña migrante es superior a la masculina, es así que el 58.94% del total de migrantes son mujeres y el 41.05% son varones.

El objetivo del estudio presentado fue documentar y comprender las consecuencias negativas de la violencia sexual, cuyos resultados reflejan que la mayoría de mujeres migrantes son hondureñas.

“La violencia de género es una de las principales causas de la migración de mujeres, quienes sufren de violencia en sus lugares de origen y según algunos estudios, se ha incrementado en el contexto de pandemia y de confinamiento”, indicó César Castillo, experto en el tema de Flacso-Honduras.

Por otra parte, según la encuesta las personas trans experimentaron 13 veces más violencia sexual, y las mujeres son las principales víctimas de este tipo de violencia. “Para personas trans y migrantes homosexuales la violencia a menudo estaba relacionada con su apariencia física”, citan los resultados del estudio.

Los especialistas especificaron que para octubre de 2020 aumentó la migración de mujeres por violencia de género, de acuerdo con datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), la mayoría de féminas proceden de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Según los mexicanos, a pesar de que se cuenta con un marco jurídico-legal, normativo y de procedimientos, hay evidencias sobre situaciones que impiden el ejercicio del derecho a la salud.

En los resultados del estudio se recomienda a las instancias competentes consolidar las redes sociales de apoyo para migrantes y se reconoce que son escasos los trabajos académicos en el área de la salud pública.

https://www.facebook.com/FLACSOHonduras/videos/355859215694001

Noticias relacionadas:

Comentarios