YUSCARÁN LLORA LA MUERTE DEL HISTORIADOR Y MAESTRO DE GENERACIONES PEDRO MIGUEL FLORES

Foto en vida del profesor Pedro Miguel Flores cuando presentaba su libro ante la comunidad de Yuscarán.

Por Elin Rodríguez

El autor del libro “Yuscarán, su Historia y Algo Más”, Pedro Miguel Flores, murió atropellado a la altura del desvío de Santa cruz de Yojoa. Su legado como educador y escritor de la memoria histórica hoy más que nunca recibe el aplauso de los hijos de Yuscarán que agradecen su empeño  por esta bella ciudad colonial.

Flores fue un apasionado maestro de matemáticas, su apostolado y su dedicación más allá de las aulas de clases fue recompensado con el  cariño de varias generaciones de hombres y mujeres ilustres que pasaron bajo su enseñanza, entre esa lista de estudiantes se encuentran alcaldes y diputados quienes definen  al  “profesor Pedro”, como uno de los mejores maestros de todos los tiempos porque “enseñaba las matemáticas sin ampararse en un libro”, recordó al ex alcalde Rene Antonio Ochoa.

Flores, fue oriundo de Ajuterique, Francisco Morazán, se graduó como profesor de matemática de la Escuela Superior del Profesorado, ahora  Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán  (UPNFM),  luego fue asignado como docente del nobel Instituto Dr. Presentación Centeno, en Yuscarán, el cual no tenía la ayuda del Estado.

Fue así como un grupo de maestros y estudiantes comandados por Flores lograron para felicidad de la  población de Yuscarán, la oficialización de este instituto luego de varios días de mantener acciones de presión ante la Secretaría de Educación.

También incursionó en la política, y en la vida social de la ciudad de Yuscarán, fue candidato a alcalde, puesto que no ocupó por trabas políticas y mañas que son propias de la democracia del país, pero logró la primera regiduría y luego ayudó a la municipalidad a diseñar un  plan municipal que hasta esa fecha no existía.

Después decidió jubilarse y contribuyó con el pueblo desde otra trinchera, para olvidarse de los números y dedicar su tiempo a la investigación histórica y dedicarse de manera incansable a brindarle una memoria histórica a un municipio poseedor de arte rupestre, minas y hallazgos precolombinos, así como coloniales. Se adolece de la documentación de sus anales.

Luego escribió el libro “Yuscarán su Historia y Algo Más”, donde reconstruye la vida pasada de esa ciudad.

Debido a su pasión por el prócer centroamericano Francisco Morazán,  comenzó a escribir de uno de sus antepasados, el señor Juan Bautista Morazzani, quien residió en Yuscarán procedente de la Isla de Córcega, lugar de nacimiento de Napoleón Bonaparte.

El objetivo del “profesor Pedro” como le decían sus ex pupilos era publicar otro libro con el título “La Familia Morazán”  ya tenía un avanzado documento de investigación con fechas, negocios, actas de nacimientos, contratos, y fe de bautismo de varios familiares de Francisco Morazán.

Otro de sus proyectos que quería entregarle a la sociedad de la cabecera departamental del Paraíso y a Honduras era su libro “Las Minas en Yuscarán”, donde hacía una descripción exacta de la época minera, con investigaciones profundas en diferentes bibliotecas incluida la situada en la Capitanía General de Guatemala.

Descanse en paz el profesor Pedro Miguel Flores, historiador y  maestro de generaciones quien brindó educación y restauró la memoria histórica de un pueblo. Los habitantes de la cabecera departamental agradecen su legado y ahora están llamados a la difícil tarea que comenzó el maestro incansable.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios