LA PSICOLOGÍA Y EL DEPORTE

18 de Septiembre del 2017

Por Keylin Espinoza y Cecilia Osorio 

Reorientar y cambiar la forma en que el individuo piensa o afronta la situación competitiva, en vez de atacar la motivación, estrés o ansiedad; es una de las recomendaciones obtenidas de la Tesis denominada “Relación entre valoración cognitiva, estrategias de afrontamiento y rendimiento deportivo de la Selección Nacional de Taekwondo 2016”, presentada por Orlando José Varela, previo a la obtención del título de Máster en Psicología Clínica.

La observación del desempeño de los atletas permitió un profundo análisis respecto al proceso del estrés, el cual se compone de cuatro etapa: la presencia de un estímulo; la valoración cognitiva que es la evaluación de una situación particular; estrategias de afrontamiento, es decir las herramientas para hacer frente a las circunstancias, y finalmente el rendimiento deportivo resultante.

A partir de estas variables no solo se obtuvieron datos de aspectos psicológicos sino también físicos; como el porcentaje de grasa corporal de cada individuo, desarrollo muscular y su relación con el desempeño atlético.

La muestra de la población analizada para este estudio, fue representada por 10 atletas con edades comprendidas entre 15 y 17 años, que participaron en los Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos (Codicader) que se realizaron en agosto 2016, en Tegucigalpa.

Para la medición se implementaron diferentes instrumentos, entre ellos una herramienta diseñada por el psicólogo, la “Escala de evaluación cognitiva de la competición”, también se hizo uso de la Adaptación española del inventario de estrategias de afrontamiento y la Adaptación del Programa de Evaluación del Rendimiento Deportivo.

Resultados y recomendaciones

La investigación establece que el atleta evalúa la situación competitiva (torneo, combate, enfrentamiento), según sus sensaciones, esto lo llevará a elegir la estrategia de afrontamiento que crea conveniente; y la que elija influirá en su desempeño atlético, así como las condiciones técnicas, físicas y hasta climatológicas.

Cada individuo aborda de manera diferente los retos, “uno puede contar con mucha seguridad y concentración para ejecutar su participación, y para otro puede ser un momento de mucho estrés, en respuesta a esto, las estrategias que elijan serán diferentes”, indicó el profesional.   

La valoración cognitiva y las estrategias de afrontamiento están directamente relacionadas con el rendimiento deportivo, y son el resultado que comprobó las hipótesis establecidas en la investigación. Además, agregó que las estrategias de afrontamiento pueden ser herramientas de índole mental (deportista actúa por la emoción) o conductual (actúa según la situación).

También existen dos estilos de estrategias: Aproximación, que consiste en enfrentar el problema, y Evitación, que consiste en ignorar y mostrar indiferencia ante el problema; los cuales se utilizaron para enriquecer y precisar los hallazgos.

El estudio permitió fijar la utilidad del psicólogo dentro del área deportiva, como impulsador del desarrollo psicológico del individuo, y que debe ir junto a la preparación física y técnica durante todo el proceso que involucra una competencia deportiva.

Varela indicó que “casi todas las personas piensan que el psicólogo (clínico) debe tratar problemas como falta de motivación, estrés o ansiedad en el atleta, pero es más que eso, un seguimiento continuo durante toda su preparación hará que el atleta evalué la situación competitiva de forma más acertada”. 

El psicólogo clínico-deportista

Orlando Varela, durante la defensa de su tesis.

Orlando Varela, durante la defensa de su tesis.

Sin duda que la formulación y realización de la tesis, constituyó un proceso arduo, pero a la vez interesante, ya que Orlando Varela, es un psicólogo que ejerce en el deporte.

El nuevo máster es un joven que desde su niñez se integró en el mundo deportivo, a los 12 años comenzó a practicar baloncesto en el equipo del centro educativo donde cursaba su secundaria; luego se unió a la Selección Nacional y finalmente formó parte del grupo de baloncesto de la Policía Nacional. 

Además, participó con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en los Juegos Deportivos Universitarios Nacionales (JUDUNA) y en los Juegos Deportivos Universitarios (JUDUCA). Actualmente ejerce como árbitro internacional, y cabe destacar que es el único en el país.

Expresó que “el deporte no solamente se relaciona con horas de ocio o esparcimiento, sino que es formador de valores y hábitos, como la disciplina, respeto, convivencia, puntualidad, trabajo en equipo, etc., que son aplicables en las situaciones de la vida cotidiana”, agregó que el tema de investigación de su maestría se originó por la relación que ha tenido con el deporte, desde su niñez.  

Retos

La elaboración de este trabajo representó una oportunidad para valorar la figura del psicólogo en el ciclo de entrenamiento del atleta, su participación en competencia y su recuperación mental ante una pérdida.

Existen deportes que poseen el espacio para poder analizar e incluso hacer intervención psicológica, mientras que en el Taekwondo es un desafío, por el corto tiempo del combate, lo que indica que en pocos minutos se deben implementar meses de entrenamientos y si la concentración es afectada, el atleta se expone a perder el torneo.

Se pretende publicar la investigación, con el objetivo de ayudar a otros estudiosos sobre la temática planteada y lograr el empoderamiento del psicólogo clínico en el área del deporte.

Una mirada externa

Diego Zepeda, atleta.

Diego Zepeda, atleta.

Diego Zepeda, atleta, seleccionado nacional de Taekwondo, comentó que las sensaciones que se experimenta antes de una competencia dependerán de la magnitud del evento, el compromiso y las expectativas, lo que puede provocar miedo o confianza, de igual manera hay que tener en cuenta los diferentes escenarios ambientales, los cuales pueden incidir en la concentración y las condiciones fisiológicas.

Durante los campeonatos es normal tener un sinnúmero de emociones, Zepeda explicó que en ese momento el atleta se autosugestiona para controlarlas, agregó, que además se debe considerar siempre la pérdida en una competencia porque es parte del proceso y en su condición de atleta toma como un reto, superarla y evitar que vuelva a suceder.

Consideró que es necesario una atención psicológica y una supervisión constante, por un equipo de expertos como el entrenador, terapeuta, preparador físico, nutricionistas, asistentes e incluso el psicólogo para fortalecer el rendimiento, por su experiencia. También señaló que una de las etapas que presiona y genera gran cantidad de estrés, son las dietas antes de un campeonato.

 

 

 



Noticias Relacionadas