¿QUÉ SE NECESITA PARA SER UN SANTO?

28 de Abril del 2014

El pasado 27 de abril fueron canonizados paralelamente dos nuevos beatos de la iglesia católica, Angelo Giuseppe Roncalli (Jua XXIII) y Karol Wojtyla (Juan Pablo II). Por primera vez en la historia dos pontífices eran proclamados santos simultáneamente, convirtiéndose en los Papas número 79 y 80 de la lista santoral.  

¿Qué tuvieron que hacer para convertirse en santos?

Cuando se conformó la iglesia, la declaración de santidad solía realizarse por aclamación popular (vox populi), luego de varios abusos y dudosos errores pasó el poder a los obispos. Fue hasta después del siglo V que se fue consolidando un procedimiento con miras a la transparencia y el orden.

En la actualidad existe un proceso judicial llamado «Proceso de canonización» mediante el cual se investigan las dudas y méritos sobre la santidad de una persona. Se llega a la canonización por dos vías "1) por la vía de las virtudes heroicas, que han de ser comprobadas ateniéndose a testigos fehacientes, a sus escritos, al examen de su vida; 2) por la vía del martirio, una vez que, habiéndose examinado con rigor las circunstancias y motivaciones en las que se produjo, se ha probado que la muerte fue a causa de confesar y guardar el nombre de Jesús fielmente" (José María Iraburu). Además, para llegar a la canonización se requiere de la realización confirmada de dos milagros (uno solo en el caso del mártir).

A Juan XXIII se le atribuye un solo milagro, el de la curación de una monja en 1966, que habría sanado de una perforación gástrica muy grave tras colocarse en el estómago una foto del papa. A consideración del actual Papa, Jorge Mario Bergoglio, Juan XXIII no requería del segundo milagro para convertirse en Santo, su apodo del Papa bueno y su trascendencia tras la convocatoria del Concilio Vaticano II le servirían como únicos requisitos para el título. 

A Juan Pablo II se le atribuyen los milagros de sanación de una monja francesa y una mujer costarricense, sin embargo, su canonización llega en medio de un sin número de reclamos dentro y fuera de la iglesia católica. Entre las mayores críticas al papa polaco figuran la severa condena a la Teología de la Liberación en América Latina y el silencio ante los innumerables casos de abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes de la iglesia. 

El teólogo italiano Giovanni Franzoni, quien fue abate de la basílica de San Pablo Extramuros, testimonió en 2007 en el Vaticano contra la beatificación de Juan Pablo II, a quien no le perdona el "doloroso aislamiento" del obispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, asesinado mientras oficiaba misa. En 1987, el papa polaco se asomó al balcón del palacio presidencial al lado del dictador chileno Augusto Pinochet, lo que fue considerado como una suerte de bendición a la dictadura. - Duro con Romero tolerante con Pinochet -

Pese a todo lo anterior, la plaza de san pedro fue escenario de un acontecimiento trascendental para el cristianismo católico; la canonización. Mientras tanto, el calendario del mundo occidental se sigue llenando de nombres.  



Noticias Relacionadas