TIEMPO DE REFLEXIONAR SOBRE LOS MONUMENTOS HISTÓRICOS

18 de Abril del 2017

En una tarde tal como esta, dos estudiantes disfrutan de la arquitectura de la antigua Casa Presidencial, ubicada en el centro de la capital, a su lado dos historiadores discuten sobre el proceso de reformas de cada uno de los presidentes que dirigieron los destinos del Estado de Honduras durante el siglo pasado; en una esquina,  estudiantes realizan una visita al monumento como parte de una tarea académica.

Interpretar cada una de esas acciones y momentos se debe hacer en un contexto como el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, que se celebra precisamente cada 18 de abril, aprobado por la UNESCO en 1983. ¿Y por qué es importante esta fecha? Su valor deber interpretarse desde diferentes puntos de vista como un primer punto debe ser un espacio para promover la toma de conciencia acerca de la diversidad del patrimonio cultural de la humanidad, es decir, sin monumentos no se puede apreciar la arquitectura de la época, y no solo eso, es valorar todos los conceptos plasmados en la obra.

Un monumento también permite promover la conciencia acerca de la diversidad del patrimonio cultural de la humanidad; sin los sitios históricos, sin la presencia física de los mismos es imposible interpretar la vida. Por ejemplo traten de imaginar la vida en Copán sin sus ruinas, ¿es difícil no? claro que lo es, de allí la importancia de la conservación de sitios que permitan interpretar el espacio no solo a nivel histórico sino sociocultural, y su impacto en la sociedad.

La fecha también sirve para tomar conciencia sobre la vulnerabilidad que viven estos monumentos, que con el pasar de los años se vuelven invaluables, y la destrucción de los mismos no solo es física, sino histórica. Por eso cuando el mundo se dio cuenta de la destrucción de la Ciudad de Palmira, en Siria, por parte del Estado Islámico, una parte de nuestra humanidad murió, porque destruimos una parte de nosotros mismos y nuestra historia.

En tal contexto, concebir  la historia sin los monumentos o sitios históricos se vuelve una tarea imposible ya que su importancia permite desarrollar el conocimiento en diferentes contextos que van desde la interpretación histórica y su rol dentro de la sociedad, así como su papel en la cultura y el uso destinado dentro de la sociedad. Un valor que se vuelve incuantificable, y que sin la presencia de los sitios y monumentos, la vida histórica de un país no sería la misma, ni puede analizarse de forma distinta, de allí la importancia de su conservación ya que estas estructuras, sitios y monumentos actúan como personajes silenciosos, contando su  historia a su manera, en beneficio de las actuales y nuevas generaciones, ya que un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla.

 



Noticias Relacionadas