ESTUDIANTES DE LA MAESTRÍA EN SALUD PÚBLICA DE LA UNAH REALIZARON BRIGADA MÉDICA CON GRUPO INDÍGENA WIXÁRIKA DE MÉXICO

18 de Agosto del 2017

Por Laura Aceituno

Como parte de la proyección social, dos estudiantes de la Maestría en Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (FCM-UNAH), en el marco de su pasantía en el Centro Universitario del Norte (CUNor) de la Universidad de Guadalajara México, realizaron una brigada médica con el grupo indígena Wixárika de este país del norte de América.

A través de una iglesia de la Ciudad de Colotlán (México), se realizó el contacto para que la licenciada en Trabajo Social, Dilcia Durón y el médico general, Carlos Escobar; trabajaran por tres días en los municipios de Ocota de la Sierra, Popote y Tuxpan –del estado de Nayarit, México- para conocer más sobre el aspecto social y el estado de salud de los habitantes de estas comunidades.

“Fue mi interés como licenciada en Trabajo Social, ir y conocer desde el lugar donde ellos se encuentran cómo viven, cómo se encuentran, cómo es su cultura, cómo es su vida, también la parte de hacinamiento, la parte social, la parte espiritual”, señaló Durón.

Como alguno de los aspectos sociales encontrados destacan que son personas que tienen bastantes carencias, necesidades, es una comunidad que necesita bastante atención en salud, entre otros factores como algunas limitantes culturales, es decir, estos dependen del mando del líder de la tribu.

Licda Duron Trabajador Social inmerso en la comunidad Wizarika Jovenes adolescentes madres

Salud

Estas comunidades están entre los dos y tres mil metros sobre el nivel del mar lo cual les genera bastante afectación en la piel causándoles enfermedades dermatológicas, presentan parasitismo, ectoparásitos en la cabeza, desnutrición tanto en niños como adultos, y patologías crónicas como hipertensión y diabetes.

“Vemos que las necesidades en general de los lugares donde anduvimos miramos muy poca pobreza en ese sentido, pero ya en la cultura en la etnia si vimos el hacinamiento y la necesidad. Muchas veces el gobierno si tiene ayuda pero parece que la misma cultura no los deja salir de esa pobreza, las patologías son muy similares a las nuestras, dimos un granito de arena de lo que podríamos llevar”, señaló Escobar.

Cabe destacar que durante esta jornada de tres días, los maestrantes atendieron aproximadamente a 100 personas las cuales en su mayoría fueron mujeres en edad fértil (70 por ciento) seguido de adultos mayores y niños y en una menor afluencia, hombres.

 

 

 

 


Galería de Imágenes



Noticias Relacionadas