ACUSACIONES DE POLÍTICOS HONDUREÑOS ANTE LAS CORTES DE ESTADOS UNIDOS EVIDENCIAN LA DEBILIDAD DE LOS ESTADOS EN AMÉRICA LATINA, SEGÚN LA RECTORA CASTELLANOS

17 de Marzo del 2017

Las recientes acusaciones de reconocidos políticos hondureños vinculados a carteles del narcotráfico ante las Cortes de Estados Unidos, para la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, son una evidencia más de la debilidad en que se encuentran los Estados de América Latina.

Ante esta temática, recientemente el excapo de la banda de Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, testificó en una Corte de Nueva York haber pagado soborno al hermano del actual Presidente de Honduras, el diputado Antonio Hernández. Al consultarle a la rectora sobre estas acusaciones, manifestó que a toda persona que es nombrada en estos testimonios se le tiene que abrir una investigación, independientemente del cargo que ostenta en Honduras.

“El propio Presidente –Juan Orlando Hernández- lo ha dicho en su momento; a toda persona que es nombrada en estos testimonios se le tiene que abrir una investigación independientemente de quién sea; un político, religioso, un líder de sociedad civil, militar o policía, ´Nadie está por encima de la ley´ y todo lo que siembra duda debe someterse a una investigación”, señaló Castellanos.

La socióloga amplió que solo la investigación permitirá que cada uno de los casos denunciados en Estados Unidos se pueda comprobar con total certeza y veracidad. Castellanos también hizo alusión a otra frase del primer mandatario del país: “Caiga quien caiga”, considerando que debe ser una frase del cual todos los hondureños deben hacer eco.

Recordó que estos “carteles” no funcionan si no están vinculados al poder, porque si no fuera así hubiese habido persecución desde hace muchos años. Asimismo dijo que este escenario es común donde opera el crimen organizado, y puso como ejemplo el caso de México con el exnarcotraficante “El Chapo” Guzmán o los actos de corrupción en América del Sur, donde están involucrados varios gobiernos con actos ilícitos con una compañía constructora de carreteras.

“Estos hechos lo que nos evidencian es la debilidad del Estado en América Latina, en el caso de Honduras, particularmente es uno de los Estados más débiles y probablemente muy penetrado por el crimen. Por lo general los grupos ilícitos cooptan -integran- a los círculos más cercanos al poder, pueden ser funcionarios, políticos, empresarios o familiares, es lo que estamos viendo en Honduras”, detalló la rectora del Alma Máter. 



Noticias Relacionadas