LA DEPURACIÓN POLICIAL SIGUE SIENDO UN TEMA DE PAÍS PRIORITARIO: RECTORA CASTELLANOS

20 de Abril del 2017

“Esperamos que esta nueva estructura -Didadpol- de monitoreo y seguimiento que habrá sobre la Policía, sea una estructura que funcione”, fue la opinión de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), al referirse al tema de la Dirección de Asuntos Disciplinarios de la Policía Nacional (Didadpol).

Castellanos expresó: “Para nosotros la depuración policial sigue siendo un tema de país prioritario, por eso en el país la investigación no avanzaba, porque muchos oficiales de Policía se involucraron con el crimen y en vez de investigar ellos estaban protegiendo y eran parte del crimen, eso fue una tragedia para nuestro país y la lucha que hemos emprendido es una lucha que no ha terminado; no solamente hemos exigido justicia en el caso de la muerte de nuestros hijos, sino que también estamos pidiendo tener una Policía profesional y esperemos que esta nueva estructura funcione”.

Esta nueva Dirección fue creada por la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional,que sustituye a la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP).

Desde el 2012 al 2016, la DIECP canceló a 227 policías, la gran mayoría de bajo rango, gastando 181 millones de lempiras, mientras que en ocho meses, la Comisión Especial ha evaluado a 3,004 policías y cancelado a 2,091, el 46 por ciento de alto rango, únicamente haciendo efectivo el pago de derechos laborales que hasta el mes de enero contaban alrededor de 250 millones de lempiras.

La rectora universitaria recordó que “hace dos semanas que nos reuníamos con la Fiscalía, hablando de los casos de policías que habían recibido información y en su concepto los documentos que la DIECP enviaban no eran realmente pruebas, sino que eran dichos que no constataban, entonces sobre eso ninguna acusación puede hacerse”.

Con respecto al poder que tendrá el Presidente de la República en la Didadpol, Castellanos comentó que “eso depende con qué nivel profesional se manejen las nuevas estructuras, hay países donde el Presidente de la República tiene un gran poder sobre estas estructuras y sin embargo son estructuras muy profesionales”.

“Aquí, añadió, lo que debe de funcionar es el resto del sistema, si un funcionario tiene atribuciones muy fuertes, el resto del sistema debe de funcionar con los equilibrios que se necesitan con los balances y contrapesos… lo que hay que estar es vigilantes de que estas instituciones funcionen correctamente y si no, hacer la denuncia correspondiente”.



Noticias Relacionadas