¿Cómo limpiar tus antecedentes penales para obtener un empleo?

19 de Enero del 2018

Por: Elin Rodríguez

Cada semana, de tres a cinco personas visitan el Área Penal del Consultorio Jurídico Gratuito (CJG) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) con el propósito de que los abogados y procuradores les ayuden a limpiar sus antecedentes policiales y penales.

Enero es el mes donde la mayoría de las personas se proponen encontrar un empleo, para tal fin buscan tener en regla todos sus documentos y los imprescindibles son los de antecedentes policiales y penales, ya que con estos los empleadores conocen sobre el historial delictivo o no de las personas que buscan insertarse en el mundo laboral.

Sin embargo, una buena parte de la población no puede buscar un empleo porque su historial está “manchado”, debido a alguna falta o delito que cometió, por lo tanto solicita los servicios del CJG, a través de los cuales ofrecen ayuda y asesoría.

Trámite

Luis Midence, director y asesor en juicio del Área Penal del CJG, dijo que a muchos se les perjudica el historial por simples denuncias como “escándalo en la vía pública o por alguna denuncia de mujeres o viceversa que alegan violencia doméstica, y en ese momento lo ingresan al sistema y el procedimiento para quitar esa mancha es engorrosa”.

Según Midence, para limpiarle la ficha de antecedentes policiales  a una persona es necesario que el interesado se aboque a la Dirección Policial de Investigación (DPI) para que este ente le extienda boleta tras pagar la cantidad de 200 lempiras; posteriormente ellos les entregan los antecedentes penales y ese dato se lleva al abogado que le ayudará a resolver el caso.

Mientras tanto, para limpiar antecedentes penales el proceso es un poco más lento, porque son personas que se les venció en juicio, recibieron sentencia y fueron procesadas, por lo que pagaron su delito con cárcel y al momento de cumplir su condena quieren reinsertarse a la vida laboral.

Pero según sea el delito, el interesado primero debe solicitar sus antecedentes penales, presentar fotocopia de identidad y la carta de libertad definitiva; en algunos casos, al momento de salir libres les dan carta de libertad provisional, por lo que las personas tienen que esperar cinco años para aplicar a un empleo, lamentó el togado.

Al finalizar, Midence explicó que este procedimiento ahora se puede hacer de forma personal, pero es mucho más rápido cuando un abogado o procurador agiliza el trámite en los órganos jurisdiccionales correspondientes.

 

 

 

 

 



Noticias Relacionadas