“LA CORRUPCIÓN RESTRINGE EL DISFRUTE DE LOS DERECHOS HUMANOS”: JUAN JIMÉNEZ MAYOR

16 de Febrero del 2017

Por:Elin Rodríguez

"La corrupción restringe el disfrute de los derechos Humanos", dijo el vocero de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), Juan Jiménez Mayor, durante el "Simposio Nacional Derechos Humanos y Normas Penales" realizado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). 

El panel fue integrado por el vocero de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), el magistrado del Tribunal de Sentencia de lo Penal Mario Díaz, Ricardo Matute, Fiscal Y Director de la Escuelas de Formación del Ministerio Público y la presentación y la moderación Omar Gómez, Oficial de Derechos Humanos  del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH).

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el año 2005, ya reconocía la importancia del fenómeno de la corrupción en la temática de los DD HH planteando que este fenómeno no solo atañe a la legitimidad de las instituciones públicas, a la sociedad, al desarrollo integral de los pueblos y a los demás aspectos de carácter más general mencionados, sino que tiene un impacto especifico en el disfrute efectivo de los DD HH de la colectividad general.

De este particular se refirió el vocero de la MACCIH, cuando se dijo que la impunidad es un elemento de coincidencia desafortunada en el ámbito de corrupción y derechos humanos y expresó que existe incidencia del poder político en la independencia judicial y la no aplicación involuntaria de la ley.

“La lucha contra la corrupción puede generar un efecto positivo en el goce y ejercicio de derechos humanos, un país que tiene mejores estándares de combate a la corrupción será un país que tendrá mejores estándares de protección y promoción de derechos humanos, y por ende se reducirán las posibilidades de corrupción, porque tendrá un escenario de una agenda ética donde la dignidad humana estará por encima de cualquier otra circunstancia”, planteó Jiménez Mayor.

Amplió que la  MACCIH está tratando de construir una mejor estructura del modelo jurídico y del modelo judicial para la impartición de justicia del país con el fin de desterrar la impunidad y reducir las posibilidades de corrupción, tanto a nivel de las investigaciones para descubrir, y sancionar estos actos.

En este sentido, expresó que se espera que el Congreso Nacional apruebe la Ley de Colaboración Eficaz, la cual vendría a descubrir y desmantelar las redes de corrupción Públicas y Privadas que están operando en Honduras.

Por su parte el Magistrado del Tribunal de Sentencia de lo Penal, Mario Díaz, lamentó que el peor impuesto de guerra que paga la sociedad hondureña se llama corrupción e impunidad.

Dijo que el combate a corrupción en nuestro país ha sido endeble históricamente, y subrayó que en nuestra normativa procesal penal no se menciona la palabra corrupción, y lamentó que ha existido tolerancia de parte del Estado y de la ciudadanía cuando no denunciamos en estos actos ilícitos.

IMG 20170216 WA0020

“Las sanciones penales para estos tipos de delitos son simbólicas, yo pensaría que en estos tiempos que estamos hablando de reformas penales, para endurecer las penas contra los extorsionadores, deberíamos también estar proponiendo reformas penales para darle duro a los corruptos”, amplió Díaz.

Ya al finalizar el panel Ricardo matute, fiscal y director de la Escuela de Formación del Ministerio Público, dijo que la corrupción arruina y destruye seres humanos y comienza por el mismo funcionario corrupto, porque pierde imparcialidad al momento de prestar sus servicios.

“La corrupción es de carácter sistémico, y logra penetrar a los aparatos y a las instituciones del estado, y es ahí cuando se presenta los daños para el goce de los derechos humanos de la sociedad”, lamentó Matute.

Asimismo dijo que los hondureños no podemos sentirnos con nuestra vida asegurada por parte de un Estado en el cual los operadores de justicia están encargados de obtener ganancia producto de actos de corrupción y no a impartir justicia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Noticias Relacionadas